Se trata de una de la enfermedades más comunes durante la época invernal, que causa el 30% de las internaciones de niños en pediatría. Las medidas para proteger a los menores de esta afección respiratoria

La bronquiolitis afecta principalmente a los niños menores de dos años. Es una enfermedad viral que produce inflamación en los bronquiolos -las áreas mas pequeñas de los bronquios- encargados de llevar el aire a los pulmones. La bronquiolitis es la inflamación de las vías aéreas pequeñas, fundamentalmente en niños menores de dos años. Es por eso que cuando el frío asedia conviene cuidar a los más pequeños, ya que las complicaciones suelen incluir hospitalización.

Ana María Balanzat, jefa del Departamento de Pediatría del Hospital de Clínicas, señaló que el aspecto crítico de la patología ocurre cuando la enfermedad progresa y el pulmón no puede cumplir con su función básica de oxigenación, lo que conlleva a un cuadro de insuficiencia respiratoria. “La falta de oxígeno en sangre y tejidos, y la acumulación de dióxido de carbono pueden poner en peligro la vida del niño que la padece. En estas situaciones se requiere internación y administración de oxígeno”, explicó.

LEÉR MÁS  Cinco alimentos hechos a base de huesos de animales

La bronquiolitis puede manifestarse con síntomas leves (fiebre, tos, decaimiento, congestión nasal) y confundirse con una gripe común o incrementar su intensidad generando dificultad para respirar. Por ellos se la considera un virus silencioso. Aunque menos del 5% de los pacientes requieren internación en época invernal, esta afección es la responsable de más del 30% de los casos de internación pediátrica. Igualmente, solo en un porcentaje muy pequeño de casos puede ser mortal.

LEÉR MÁS  Cómo controlar la ansiedad ante los exámenes

“Los niños menores de dos meses de edad, lactantes prematuros, niños desnutridos, inmnunodeficientes, con afecciones pulmonares crónicas o cardíacas previas tienen más posibilidades de contraer esta enfermedad y cursarla con mayor gravedad”, apuntó Balanzat.

Además, la especialista aclaró que al igual que en la mayoría de las enfermedades virales, no existe un tratamiento específico: la hidratación y oxigenación son las medidas terapéuticas disponibles. “Hay que evitar los remedios caseros. La consulta médica precoz es fundamental para que el profesional pueda detectar la gravedad del caso”, comentó la experta.

Una medida de prevención es evitar la exposición de los niños al humo de cigarrillo en sus hogares. Estudios demostraron que a los menores que alcanzan el humo, tienen de 4 a 6 veces más riesgo de contraer la enfermedad o de requerir hospitalización por dicha causa. Dentro de las medidas preventivas de máxima eficacia, también figura la lactancia materna, fundamental para mejorar el sistema inmunitario del niño. Y es recomendable mantener la casa bien ventilada y evitar los lugares demasiado concurridos.

LEÉR MÁS  Diez tips para que el maquillaje te dure en verano

“En la actualidad no existe vacuna para prevenir los tipos de bronquiolitis causados por virus sincitial respiratorio o adenovirus, pero en caso del virus de la influenza la vacuna antigripal es altamente efectiva. La misma debe ser administrada anualmente en los mayores de seis meses y menores de dos años”, concluyó Balanzat.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here