Belleza: Riesgos y beneficios del sol

 

Los especialistas explican que para sufrir cáncer de piel se debe dar un proceso: iniciación, promoción, transformación y malignización de las células. Esto ocurre con productos químicos nocivos, que pueden iniciar pero tal vez no continúen el proceso. En cambio, con el sol, el proceso es contínuo: la radiación ultravioleta puede iniciar el deterioro de una célula y, debido a que todos los días estamos expuestos a él, continuar hasta convertirla en maligna.

Ahora la segunda parte: todo se puede prevenir y tomar el sol puede ser saludable.

Tomar sol con moderación, evitando las horas pico entre las 11 y 17 hs, usando protectores acordes a nuestro tipo de piel (sobre todo en los niños) no es nocivo.

Cuando la piel se ve colorada, es que ya hay un estado inflamatorio por una agresión. El daño ha pasado las capas superficiales y llega a las de colágeno. Si no cortamos el proceso vienen las arrugas, a veces pequeñas e imperceptibles, pero que indican daño acumulativo.

El tono dorado es, en realidad, una respuesta defensiva. En las capas profundas de la piel, cada cierto número de células basales hay un melanocito que reacciona frente a la radiación aumentando la liberación de un pigmento que absorbe la luz y las tapa. Actúa como una sombrilla.

Las recomendaciones son protegerse tanto para quien toma sol como ocio como para quienes pasan largas horas por trabajo.

Los bebés no deben jugar al sol y los niños deben usar sombrero con ala además de un bloqueador.

Y el mejor consejo: mirar nuestra propia sombra en el piso. Si la sombra de nuestro cuerpo al sol es corta… el riesgo es alto. Cuando nuestra sombra se alarga el riesgo es más chico.

Cuidate… ninguna moda es buena si te hace daño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here