”Hemos visto que la conducta agresiva en los niños aumenta con la cantidad diaria de consumo de refrescos gaseosas”, declaró Shakira Suglia, coautora del estudio de la Universidad de Columbia en Nueva York (EE.UU.).

Alrededor de 3 mil niños de 5 años de las 20 principales ciudades de Estados Unidos participaron en este estudio y fueron observados por los científicos.

LEÉR MÁS  Varicocele: una enfermedad masculina más común de lo que se piensa

De acuerdo con esta investigación, casi 43 % de los menores de edad consumen al menos una bebida gaseosa por día, mientras que el 4 por ciento de ellos bebían 4 o más bebidas a lo largo de un día.

Entre los que consumían más bebidas gaseosas durante una jornada se observaba más del doble de probabilidades de conductas agresivas: romper cosas, involucrarse en peleas o atacar físicamente a personas, además de problemas de atención y retraimiento.

LEÉR MÁS  Ansiedad por comer: por qué la tenemos y cómo evitarla

Sin embargo, los investigadores tenían en cuenta otros factores que puede provocar conductas agresivas, como depresión materna, violencia en la pareja o el encarcelamiento paterno, entre otros.

De cualquier manera, se supo que tomar bebidas gaseosas refrescantes se soció con un aumento de la conducta agresiva.

Por otra parte, las investigaciones anteriores, realizadas en 2011, muestran que la probabilidad de los comportamientos agresivos es más en los adolescentes que toman muchas bebidas gaseosas refrescantes.

LEÉR MÁS  Varicocele: una enfermedad masculina más común de lo que se piensa

SOTT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here