Avance prometedor: crean una eficaz “vacuna celular” contra el VIH

Un equipo de científicos estadounidenses desarrolló un nuevo sistema que fabrica células resistentes al virus. La técnica consigue que un conjunto de anticuerpos se adhieran a las células inmunes bloqueando el virus e impidiendo su reproducción

La comunidad científica se aboca a la investigación y a la búsqueda de una cura definitiva para el VIH, hoy algo lejana pero con el aliciente de haber logrado avances increíbles en poco tiempo. En la incansable lucha contra la enfermedad que afecta a más de 36 millones de personas en todo el mundo se abre una nueva esperanza a partir del hallazgo del Instituto de Investigación Scripps (TSRI), en Estados Unidos.

Un equipo de científicos desarrolló una nueva estrategia para combatir el virus de la inmunodeficiencia humana, causante del Sida. Consiste en un mecanismo en el que se incorporan anticuerpos a las células inmunes creando una población resistente al virus que podrían reemplazar rápidamente a las células enfermas con un grado de eficacia mayor al de otras terapias, de acuerdo a lo que observaron en las primeras pruebas de laboratorio.

La nueva técnica ofrece una ventaja significativa sobre las terapias donde los anticuerpos flotan libremente en el torrente sanguíneo. En el nuevo estudio, los científicos lograron que los anticuerpos se aferren a la superficie de una célula, bloqueando el acceso del virus a un receptor celular crucial para diseminar la infección.

El sistema consigue fijar anticuerpos que combaten el VIH a las células inmunes. Una vez que los anticuerpos se adhieren a la superficie de la célula, el virus no puede acceder a un receptor clave en la misma, lo que evita que la infección se extienda. “Podríamos decir que se trata de una especie de vacuna celular”, indicó Richard Lerner, uno de los autores del trabajo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

“Un anticuerpo situado en el punto adecuado es más eficaz que muchos flotando en la corriente sanguínea. No se precisan tantas moléculas”, señaló el experto en medicina Jia Xie. Las células que no cuentan con este sistema de defensa acaban muriendo, mientras que las que sí lo tienen sobreviven y se multiplican.

El objetivo originario de la investigación es controlar el VIH en pacientes con sida sin la necesidad de ninguna otra medicación, por lo que este novedoso proceso podría representar una factible opción de curar la patología. Sin embargo, aún quedan varias etapas de ensayos por superar. Junto al centro médico City of Hope, en Duarte (California), el paso siguiente será evaluar la eficacia de esta técnica y la posibilidad de desarrollar a partir de ella un tratamiento.

Deja un comentario