Qué tener en cuenta para que la estética no afecte la salud de nuestra piel

El mercado posee muchas propuestas para elegir una depilación definitiva según nuestras necesidades, gustos y posibilidades concretas. En todos los casos, la intensidad del tratamiento varía según el tipo de vellosidad, color de la piel y del pelo.

Esto se debe a que la melanina cercana a las células de los folículos pilosos es la que absorbe la luz y colabora con el debilitamiento y finalmente destrucción del folículo creador de pelo. De todas maneras y con cada una de las opciones, se ven resultados desde la primera sesión.

Los tratamientos duran entre seis meses y un año. Es decir, durante este período de tiempo, vas a tener que tomar una sesión mensual. Cumplido el ciclo, pasás a un mantenimiento semestral o anual, dependiendo de las variables.

LEÉR MÁS  Cuáles son zapatos más adecuados para los primeros pasos del bebé

Luz pulsada: se trata de un sistema de luz que, aplicada sobre la piel debilita progresivamente los folículos pilosos hasta que dejan de producir vello. Desde la primera sesión se ven cambios y es el sistema más suave y económico de todos. Tiene un costo para seis sesiones de piernas completas que va de los $5500 a los $7500 pesos.

Láser: es más fuerte que la luz pulsada y por ende, duele un poco más, cuesta un poco más, pero es más efectivo y el tratamiento puede resultar más corto en el tiempo. Además, se puede realizar sobre pieles bronceadas. En este caso el valor por seis sesiones de piernas completas está estimado en los $9000.

Soprano: es el más potente de los métodos y trabaja calentando progresivamente la piel hasta dañar el folículo piloso. Es el más efectivo, pero el que más duele en zonas sensibles. El tratamiento es más rápido porque se puede repetir en plazos más cortos. El costo de las seis sesiones comienza en los $7000.

LEÉR MÁS  El zócalo de la cuarta: Una comida envuelta en misterio

Lo que hay que tener en cuenta:

Existen otros nombres para los tipos de depilación definitiva, pero tienen que ver con marcas.
Todos están basados en el mismo principio, aunque varíen en detalles.
Dicen que no duele, pero sí duele y a veces puede quemar. Por eso tenemos que ser muy conscientes a la hora de elegir y si tenemos referencias siempre es mejor.
También es bueno saber de antemano que la palabra definitiva es demasiado categórica en este caso. No olvidemos que la piel cuenta con millones de folículos que pueden producir pelos y que todo el pelo de nuestro cuerpo tiene tres estadíos que no necesariamente coinciden entre sí: crecimiento, reposo y caída.
Asumamos que es un tratamiento y a veces puede ser largo. Depende de cada uno.
Todas las empresas consultadas tienen planes de cuotas sin intereses.
Todas tienen planes de invierno y paquetes para mantenimiento.

LEÉR MÁS  Alimentos que creés que no son saludables pero no es tan así

Los recaudos que sí o sí tenés que tomar:

Medicamentos que se toman regularmente. Algunos afectan a la piel.
Si tenés problemas hormonales, mejor estabilizarlas primero.
Embarazo y lactancia son un NO definitivo y para todos los casos.
No tomar ni exponerse al sol 48 horas antes y después del tratamiento.
No hacerlo sobre piel bronceada.
En caso de quemadura, suspendé inmediatamente.
Consultá antes de empezar cualquier tratamiento y hacé el que sientas que va con tu perfil. Nadie te va a cuidar mejor que vos.
Fuente: La Nación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here