Este experimento, producido por el equipo Upsocl, demuestra qué tan sexistas son las canciones de reggaeton. Este género musical ha cobrado popularidad con el paso de los años, y a nadie parece importarle realmente el contenido de sus letras: violento y abiertamente sexual. Oraciones como las que aparecen en el video nos hacen pensar qué tipo de estereotipo hemos estado instalando (y avalando) durante años, denigrando la figura femenina y alzando al hombre como un macho alfa confiado y seductor. Los estereotipos sociales han estado presentes en nuestra sociedad desde tiempos inmemoriales; lo realmente preocupante es que hoy, año 2015, sigan repitiéndose patrones propios de la época medieval.

LEÉR MÁS  El zócalo de la cuarta: Una comida envuelta en misterio

Para nadie es novedad. Mucho se ha discutido sobre la dudosa calidad de estas canciones. Y es que el ritmo contagioso supera el contenido y sus implicancias sociales. Ya el año pasado, estudiantes de la Universidad Panamericana de Colombia idearon un proyecto basado en el discurso reggaetonero de figuras como Daddy Yankee o Arcángel, con el propósito de mostrar la forma en que estas canciones denigraban a la mujer. Imágenes crudas y de alto impacto sirvieron de metáfora para explicar su punto de vista.

LEÉR MÁS  Cuántas chances hay de sufrir un paro cardíaco durante una relación sexual

El mensaje era claro: las letras de reggaeton describen a la mujer como objeto sexual, y no contribuyen a la lucha por la igualdad de género y el respeto a la figura femenina. Para muchos, este proyecto exagera y caricaturiza el contenido de estas canciones, pero lo cierto es que no puede dejarnos indiferente un producto de alto alcance, que llega a los oídos de los jóvenes sin ningún tipo de mediación.

¿Crees que el contenido de la música no importa? ¿Crees que basta con un ritmo pegajoso que nos ponga a bailar? Personalmente, creo que ciertas letras efectivamente denigran a la mujer y prueba de ello es la incómoda reacción de las personas que participan en el video. Nos gusta pensar que vivimos en un mundo civilizado y desarrollado, pero seguimos tratando a la mujer en función de su cuerpo y atractivo sexual. Construcciones culturales como la música son reflejo de nuestro estado como sociedad, y creo que esto demuestra que a veces no somos tan modernos como pretendemos.

LEÉR MÁS  Quince mitos y verdades sobre cómo bajar de peso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here