La enfermedad puede influir en el embarazo y, a su vez, el embarazo puede influir en la enfermedad

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por la inflamación crónica de las articulaciones. Esto provoca la aparición de daños en cartílagos, huesos, ligamentos y/o tendones que se manifiestan con dolor, rigidez, hinchazón y pérdida de la movilidad articular.

Ahora nos centraremos en algo que particularmente afecta a las mujeres. Durante la edad fértil, la mujer debe extremar las precauciones y utilizar algún método anticonceptivo mientras está bajo tratamiento; el motivo es que estos fármacos pueden tener efectos negativos en el desarrollo del feto incluso unos meses después de acabar la terapia. García de Vicuña añade que esto no implica que la fertilidad se vea comprometida.

¿Qué tengo que hacer si quiero quedarme embarazada?

LEÉR MÁS  Puntos blancos: qué son y cómo evitarlos

Cuando una mujer toma la decisión de tener hijos es importante que se lo comunique a su médico para planificar el embarazo.

Una vez que el médico ha sido informado procederá a una retirada o a un cambio del tratamiento. El tiempo que debe transcurrir antes de retomar las relaciones sexuales sin utilizar protección variará dependiendo del tipo de terapia que estaba recibiendo y oscila entre doce semanas y dos años tras su interrupción.

Sin embargo, también hay fármacos que son más seguros para el feto y se podrán tomar en la misma dosis o a una más reducida sin perjuicio para el embrión.

LEÉR MÁS  Puntos blancos: qué son y cómo evitarlos

Respecto a la relación entre el embarazo y la artritis reumatoide, hay más riesgo de parto prematuro, diabetes gestacional, preeclampsia en la madre y retrasos en el crecimiento del feto. Además, se ha observado que hay más frecuencia de partos por cesárea en mujeres con artritis reumatoide.

Durante el embarazo, aproximadamente la mitad de las pacientes presentan mejorías en la enfermedad. Sin embargo, una vez que ha dado a luz, la enfermedad se suele reactivar, por lo que debe retomar el tratamiento. En los casos en los que la madre quiere optar por la lactancia materna es importante que se lo comunique a su reumatólogo para que valore qué tratamiento es mejor, ya que algunos son incompatibles con la lactancia.

LEÉR MÁS  Puntos blancos: qué son y cómo evitarlos

Fuente: Cuidate Plus

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here