Hace poco una chica, Mecha, me narró cómo fue el instante en el que vio por primera vez al hombre que la tiene enamorada. Me describió un mareo indescriptible, la sensación de que el mundo se apagaba y sólo podía verlo a él, la automática dificultad para respirar, el nudo en el estómago, la sensación de un desmayo inminente. Y yo me pregunté para mis adentros si eso era amor a primera vista o un buen motivo para llamar a emergencias médicas…

Reflexionemos un momento: amor a primera vista implica la certeza instantánea de encontrarse enamorado de alguien en el preciso momento de verlo. Sin embargo, aunque muchos hombres utilizan la línea ”me acabo de enamorar” hasta para piropear a una mujer en la calle, los que narran sus enamoramientos instantáneos, siempre lo hacen retrospectivamente, o sea, recordando aquel momento desde su presente enamorado ¿no hay acaso ahí una resignificación?

LEÉR MÁS  Estoicismo: la filosofía que ayuda a mantener la calma durante el caos

Eso me decía Juanjo, que sólo cree en el flechazo sexual. Para él, ese estremecimiento estomacal al ver a determinada mujer por primera vez no significa otra cosa que la certeza de querer acostarse con ella. Para él, además, el sexo rápido no daña otras posibilidades de relación. Es más, para él, el sexo es la cuna del amor. El amor, dice, no crece en otro lado.

LEÉR MÁS  Celulitis en brazos y piernas: qué la causa y cómo reducirla

Mecha en cambio piensa que el sexo no tiene nada que ver con su enamoramiento sin tacha. Ella cree firmemente que el día que pueda acostarse con su amado (que no está enterado de su enamoramiento) será maravilloso porque se aman. Pero hasta ahora eso no ha ocurrido. Es que Mecha no concibe el sexo como un camino hacia el amor. Al contrario, cree que al amor hay que preservarlo del sexo lo más posible. Hasta que crezca una especie de seguridad de que el sexo no va a arruinar el amor que es lo importante. Cree que no puede haber amor allí donde lo primero que se pierde son las prendas íntimas. Para ella eso es sólo sexo y el sexo sólo lleva a más sexo o a la nada.

LEÉR MÁS  ¿Existe alguna diferencia entre los huevos marrones y los blancos?

Francamente, no sé bien qué pensar. No creo mucho en las reglas que ordenan cómo se debe proceder en caso de enamoramiento. Sé de esa máxima que dice que acostarse la primera noche con alguien descarta a esa persona (sobre todo si es mujer) para proyecciones novieriles. ¿Pero todo el mundo le da bolilla a eso?, me consta que no. Creo que voto por el sexo escandaloso y el amor tímido, que se cuela en la habitación casi sin molestar… ¿Ustedes qué piensan?

fuente: ciudad.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here