Una rara y peligrosa modalidad se instaló entre los adolescentes a la hora de hacer las denominadas ”previas” para luego ir a bailar a los boliches: las ”farma fiestas”, un peligroso modo de diversión en el que mezclan bebidas alcohólicas con medicamentos.

El lugar elegido es en la casa de uno de ellos o en quintas alquiladas que incluso ofrecen cocktails a una determinada tarifa. La modalidad tiene su origen en las fiestas de los campus universitarios de los Estados Unidos, donde estas fiestas tóxicas son filmadas y hasta subidas a Internet, y los especialistas advierten sobre los daños que estas ingestas pueden provocar a la salud, publicó este domingo diario Popular.

LEÉR MÁS  Cinco señales de que estás haciendo mal ejercicio

Luis Vicat, especialista en Seguridad Pública, sostuvo que ”además de las farma fiestas organizadas por los chicos, muy peligrosas, se suman los eventos organizados por inescrupulosos en quintas alquiladas, donde se ofrecen estos cocktails a determinada tarifa”. También son ”previas” organizadas en la vivienda de alguno de los chicos, donde cada uno de los participantes aporta pastillas antidepresivas, tranquilizantes o relajantes que consiguen en sus propias casas, todo mezclado con grandes dosis de alcohol.

La organización de estos encuentros tienen también relación con la conocida ”Jarra Atómica”, que se diferenciaba de la ”Jarra Loca” por el nivel del alcohol y las pastillas. Es decir, la primera se arma con whisky o bebidas blancas, mientras que la otra utiliza cerveza o vino barato.

LEÉR MÁS  Mitos y verdades sobre el bronceado

En una se colocan pastillas psiquiátricas de gran valor y en la variante ”pobre” introducen aspirinas. En ese aspceto, Sandra Giorini, asesora institucional en adicciones, expresó su preocupación por las derivaciones que tienen estas prácticas para la salud, explicando que ”los chicos quieren seguir a un ritmo frenético todo el tiempo y aunque no lo deseen su organismo comienza a necesitarlo”.

”La adicción en los chicos del alcohol y su mezcla con psicofármacos es un problema que empeora. Hay que trabajar mucho con los padres de estos chicos, para que sepan qué hacer, qué puertas golpear, en síntesis, hay que involucrarlos pero otorgándoles herramientas”, señaló la especialista. Maldonado señaló que ”es muy difícil desarrollar una prevención, pero está claro que se debe trabajar mucho en la concientización, en la educación y el apoyo familiar no puede faltar”.

LEÉR MÁS  Cómo darte cuenta si estás en una relación violenta

”Las consecuencias de estas prácticas representan un serio problema para el individuo, porque sus facultades quedarán dañadas y al mismo tiempo causa un perjuicio para el Estado porque es un tema de salud pública que debe ser atendido y, claro, para la familia del paciente”, agregó. Vicat.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here