La aplicación de vacunas es un tema que incomoda a muchas personas y, muchas veces, pueden tener efectos adversos como fiebre o dolor muscular. Esos malestares comienzan a ser parte del pasado, por lo menos en los referente a la Hepatitis B. Un pequeño avance, que podrá trasladarse a otros tratamientos inyectables en el futuro.
Investigadores del Centro de Neurociencia y de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Coimbra de Portugal desarrollaron, en colaboración con la Universidad de Ginebra, Suiza, una ”vacuna” contra la hepatitis B. Esta se presenta en forma de spray nasal y funciona a base de nanopartículas poliméricas que transportan las moléculas terapéuticas en cuestión desde la nariz hasta el interior de las células.
Los ensayos coordinados por la investigadora portuguesa Olga Borges desarrollados en ratones y publicados en la prestigiosa revista científica Molecular Pharmaceutics concluyeron que los plasmidos actúan trasmitiendo información genética a las células corporales y activan mecanismos de defensa para combatir al virus.
Su fácil aplicación es una de sus principales ventajas -sobre todo en países sub desarrollados –no sólo por no necesitar de un profesional sino por la reducción del costo de su fabricación,  explicó Olga Borges.
Pablo Elmassian, médico infectólogo del centro médico Stambulian dijo a Infobae que esta innovadora vía de administración aún no están en uso pero que ”podría ofrecer beneficios en relación a la respuesta inmune generando una mayor producción de anticuerpos y brindando una protección mejor”.
Un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud confirmó que la mayoría de las muertes en el mundo se deben a los tipos B y C, que pueden causar daño hepático grave y predisponer a las personas al cáncer de hígado.
Por otra parte, la médica infectóloga Lilián Testón, detalló a Infobae que otra de las ventajas es que no necesita la aplicación por parte de un profesional, lo cuál ”evita el uso de jeringas y evita los peligros de su reutilización”.
Además, puntualizó que ”impide los efectos adversos secundarios a las aplicaciones intramusculares: dolor, rubor, posibilidad de formación de abscesos”.
La investigadora, Olga Borges, anticipó que este sistema puede extenderse en el futuro al combate frente a ciertas enfermedades de transmisión sexual. Una circunstancia que abre la puerta a nuevas pesquisas relacionadas con el freno al avance del VIH.
”Este trabajo desarrolla una nueva composición para la vacuna basada en plasmídeos, más resistentes a las variaciones de temperatura que los estimuladores del sistema inmunitario en las vacunas convencionales”, señaló Olga Borges.
Este tipo de nanopartículas han sido desarrolladas durante otros cuatro años a través del proyecto de doctorado en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Coimbra, ejecutado por la investigadora Filipa Lebre.
Hasta el momento, esta nueva presentación vía nasal no presenta licencia, aclararon los profesionales. La vacuna inyectable es el método más efectivo para la prevención de esta enfermedad. Es muy importante la vacunación precoz y completar el esquema adecuado según el Calendario Nacional.
En Argentina se aplica una dosis al recién nacido dentro de las 12 horas de vida y luego como parte de la vacuna quíntuple celular o pentavalente a los 2-4- y 6 meses de vida. También se incorporó al Calendario para todos los adultos.
LEÉR MÁS  5 alimentos saludables para combatir la ansiedad por comer más

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here