Los seres humanos somos así. A pesar de que nos sobren razones para sonreir, siempre le buscaremos el lado negativo a las cosas y tal es así que, en algunas ocasiones, las personas más pesimistas se encierran en un círculo vicioso y no logran disfrutar de la vida.

Si eres de aquellos que generalmente ven “el vaso medio vacío”, te recomiendo que leas los siguientes consejos para convertirte en una persona más positiva. A fin de cuentas, todo depende de según cómo se lo mire: si te encuentras dispuesto a ver “el vaso medio lleno”, verás que los problemas no son tan grandes como crees.

Vive el momento
Estancarnos en el pasado no tiene sentido, así como tampoco debemos dejar que la ansiedad nos gane cuando pensamos en nuestro futuro. Lo único que puedes controlar es tu presente, el día a día. Disfruta el momento, sé activo y no esperes que las cosas ocurran milagrosamente: sal a buscarlas.

LEÉR MÁS  Refrescate con estas aguas saborizadas caseras

Practica afirmaciones positivas
Cuando te levantes a la mañana, piensa o di algo positivo y repítelo una y otra vez. Aunque no te convenza demasiado, los pensamientos y afirmaciones positivas te ayudarán a tener un mejor día.

Cree en el poder del pensamiento positivo
¿Has escuchado hablar alguna vez sobre la famosa Ley de Atracción? Es muy cierta: lo bueno atrae lo bueno y lo malo atrae lo malo. Si permanentemente tienes pensamientos negativos no te sorprendas si algo negativo te ocurre después. Pensar en positivo, atrae lo positivo.

No te detengas
Piensa en lo que te está molestando, repáralo y sigue adelante. Si se trata de un hecho del pasado, piensa que es imposible volver a atrás y aprende a convivir con él. No ganas nada con lamentarte ni pensar cómo hubieran sido las cosas. Olvida lo pasado y sigue adelante. Te sentirás mucho más liberado y con ganas de continuar.

LEÉR MÁS  Cinco impensadas enfermedades provocadas por la contaminación

Concéntrate en lo positivo
Al terminar el día, anota en un papel seis cosas buenas por las que sientes que debes agradecer. No necesariamente deben ser grandes cosas: por ejemplo, algo tan simple como agradecer por un lindo día de sol. Cuando te sientas deprimido, revisa tus anotaciones. Te ayudará a mirar el lado bueno de las cosas, pues las personas negativas tienden a olvidar lo bueno que tienen.

Haz ejercicio
¡El ejercicio nos sirve para todo! Quemar calorías, bajar de peso, mejorar la silueta y por supuesto alegrarnos el día. Con tan solo una simple caminata, se liberan endorfinas y esto repercute positivamente en nuestro estado de ánimo.

LEÉR MÁS  Qué comer si tenés los triglicéridos elevados

Enfrenta al miedo
La negatividad a veces proviene del miedo. Cuántos más temores tengas en tu vida, mayor será la tendencia a sentirte abatido y por tanto, pesimista. El miedo es parte de la vida, pero es uno mismo quien decide si se dejará vencer o no por él. Enfrentando tus temores, mejoras tu autoestima.

Prueba cosas nuevas
Bríndate la oportunidad de aprender y crecer. Anímate a nuevas experiencias y evita decir “sí, pero”. Ocupa tu tiempo con tus actividades favoritas o aprende un nuevo hobbie. Te sentirás más pleno y positivo.

Cambia tu perspectiva
Haz el esfuerzo de cambiar tu perspectiva hacia un enfoque más positivo: en todo lo malo encontrarás algo bueno, por más mínimo que sea.

fuente: vivirsalud.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here