#1 Permanecer sentado

¡Apuesto a que no lo esperabas! Pues, sí: un estudio realizado por el American Institute for Cancer Research evidenció que las personas que pasan sentadas la mayor parte del día tienen más riesgos de que sus órganos internos del abdomen bajo se inflamen y sean víctimas de cáncer. Por otro lado, el sedentarismo incrementan las posibilidades de desarrollar cáncer de endometrio y de colon.

#2 Usar talco

Hay algunas mujeres que suelen aplicarse talco en la zona genital. Si eres una de ellas, te recomendamos que dejes de hacerlo. Y es que una investigación realizada en el 2010 demostró que aplicarse talco en el área perineal hace que la persona sea mucho más vulnerable al cáncer de ovario.

#3 Trabajar de noche

Trabajar de noche hace que las mujeres corran más riesgos de sufrir cáncer de mama. Así lo develó un estudio que se realizó a partir de 2.000 mujeres. Se comprobó que este hecho se explica por la carencia de melatonina, alteraciones del ciclo de sueño y falta de vitamina D.

#4 Dormir cerca del celular

Las implicancias negativas de dormir cerca de un celular han sido un asunto muy debatido en estos últimos años. Múltiples investigaciones han concluido que este hábito puede resultar muy perjudicial para la salud, dado que la radiación emitida por el celular puede promover la aparición de cáncer de mama y de tumores cerebrales. Por tanto, ¡haz que tus sueños guarden distancia de este artefacto!

#5 Tomar bebidas azucaradas

El azúcar es una gran aliada de la proliferación del cáncer. Así que modera tu consumo de refrescos e infusiones con azúcar agregada. Estas bebidas no sacian tu sed y harán que el cáncer sea una realidad cada vez más inevitable.

#6 Consumir alimentos procesados

Los alimentos procesados, es decir, aquellos que son tratados con químicos, suelen contener grandes cantidades de conservantes. Y estos no son nada buenos –sobre todo, cuando tratas de mantenerte lejos del cáncer. Por tanto, no acudas a estas alternativas gastronómicas. En su lugar, opta por alimentos cultivados de forma natural.

Estos son los hábitos menos inofensivos que causan cáncer. Así que échalos de tu vida: haz la actividad física que más te agrade, descansa en las noches –y lejos de tu celular– y aliméntate de forma saludable. Estas son estrategias más efectivas para no sucumbir al cáncer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here