Una periodista reconocida en contra de Pequeña Victoria

A tres días de su estreno, la tira de Telefe Pequeña Victoria sumó numerosos elogios y un muy buen resultado en materia de rating: en lo que va de la semana se convirtió en el programa más visto de la televisión. Pero también la ficción protagonizada por Natalie Pérez, Julieta Díaz, Inés Estévez y Mariana Genesio también recibió fuertes críticas.

Por ejemplo, la periodista Marisa Brel le realizó fuertes críticas a la trama y a la forma de encarar la temática. “Está en un marco de la ficción, pero trabajo mucho para que salga la ley de subrogación y me preocupa que se dé mal la información”. Sin embargo, destacó que es muy positivo que se aborden ciertos temas en pos de empezar a naturalizarlos.

La periodista es mamá de Paloma, de 17 años, y de Timoteo, que en unos días cumplirá siete. A su hija mayor la tuvo luego de haberse realizado un tratamiento de fertilización in vitro, y al menor, gracias a un método de subrogación de vientre que llevó adelante en Estados Unidos. Según ella misma expresó el mayor deseo de su vida era convertirse en madre y así lo logró.

LEÉR MÁS  El sábado se realizarán coloquios públicos para Vendimia 2020

“Una carrier (la mujer que lleva el embarazo) no puede serlo si antes no fue mamá”, sostuvo como primer error encontrado en la novela. “Para ser carrier hay meses de exámenes y estudios para ver si puede llevar adelante el embarazo, porque es muy fuerte tener un hijo en la panza que es tuyo”, sostuvo y agregó que hay elementos en la ficción que son meramente de color y que no suceden así en la vida real.

“Además, no somos clientas”, aclaró en referencia a cómo llaman en la clínica a Jazmín. “Me dolía el estómago cuando decían eso, es un tema sensible. No contaron por qué no puede quedar embarazada, cuentan que la gente subroga porque se le da la gana. Es horrible, es el peor mensaje que se pueda dar”, mencionó con respecto a las temáticas que no son abordadas correctamente.

“Para subrogar tuve que hacer exámenes tremendos, iba por el décimo tratamiento, había tenido a Paloma, durante 10 años busqué a Timoteo y Sergio Pasqualini (su médico) me dijo que ya no podía quedar embarazada, quise adoptar. Cuando presenté mi libro en Miami me fue a ver el doctor Akerman y me dio una tarjeta que decía ‘subrogación’. Es tremendo no poder tener un hijo en forma natural, une o destruye parejas, es desesperante”, contó con respecto a lo vivido en su familia.

LEÉR MÁS  Nochecitas de Cabaret con el artista Adrián Sorrentino

“Me encanta que se instale el tema, pero que se instale bien. Que traigan a un hijo al mundo, que tenga muchas madres esta buenísimo. Alquilar un vientre es hasta más suave que donar un riñón, que hay que sacarse algo, o que donar un corazón donde es vida o muerte. Acá se presta un útero, es puro amor, si hubiera visto a Joy padeciendo el embarazo como Natalie Pérez, me muero. Si no tenés el sentimiento de ayudar a una persona, es imposible hacerlo por plata, no es alquiler de una casa”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here