The Walking Dead: el legado de Glenn

Cómo fue el gran final de la séptima temporada (cuidado, ¡hay spoilers!)

Es prácticamente una regla: los finales de temporada de The Walking Dead son capítulos de gran calidad y el caso de “The First Day of the Rest of Your life” no fue la excepción. El episodio de anoche demostró cuáles son los puntos más fuertes de la serie y por qué a pesar de continuar extendiéndose año tras año (y sin un final en el horizonte), la saga zombie todavía tiene muchas historias que contar.

El destino de Sasha, y una traición impensada

La acción comienza con un plano cerrado de Sasha (Sonequa Martin-Green). La mujer se encuentra a oscuras y repasa el último diálogo que mantuvo con Abraham (Michael Cudlitz), cuando le pedía que por favor no se uniera al grupo de Rick (Andrew Garfield) en el viaje que terminaría siendo el debut de Negan (Jeffrey Dean Morgan). A lo largo del episodio, Sasha repasa milimétricamente esa charla mientras al espectador sólo le queda descubrir en dónde se encuentra ella y por qué está a oscuras. En simultáneo, el resto de los personajes organiza la emboscada contra Negan, mientras en Alexandria, Rick reúne al grupo liderado por Jadis (Pollyana McIntosh) para combatir a Los salvadores. A su vez, Maggie (Lauren Cohan) en La Colina decide sumarse al combate y lo mismo sucede con Carol (Melissa McBride), Morgan (Lennie James) y el Rey Ezekiel (Khary Payton- que finalmente abandona la diplomacia para salir a la pelea), pero en la instancia final la situación da un giro inesperado.

Clic aqui
Con Rick y los suyos preparados para abrir fuego contra sus rivales, Jadis traiciona el pacto establecido y junto a sus hombres pone las armas contra Rick y sus compañeros. En ese momento Negan se reconoce como ganador del enfrentamiento y le muestra al protagonista un ataúd en el que lleva encerrada a Sasha, pero al momento de abrirlo la mujer aparece convertida en zombie y sorprende a todos (al parecer, aprovechó el encierro para suicidarse tomando la pastilla que Eugene -Josh McDermitt- le había preparado). En ese instante de distracción, Carl (Chandler Riggs) no duda en tomar la iniciativa y comienza un tiroteo que lamentablemente no les permite derrotar a sus enemigos. Y así el episodio llega a su último acto. Una vez más Rick se encuentra de rodillas ante Negan, derrotado y como testigo privilegiado de un nuevo homicidio que perpetrará a través de Lucille. El villano amenaza al héroe y sin titubear le dice que matará a Carl, pero cuando levanta el bate para aniquilar al chico, el tigre de Ezekiel entra en escena y junto a él llegan los refuerzos por parte de todos los soldados de la Colina y el Reino. Luego de un tiroteo, finalmente, Los Salvadores son expulsados y Negan sufre su primera gran derrota.

De esta forma, se declara una guerra abierta de todas las sociedades juntas contra Los Salvadores y con un emotivo discurso final en el que Maggie recuerda la solidaridad de Glenn, los héroes se unen bajo un mismo estandarte y con un único objetivo a la vista: liquidar a Negan y su séquito de asesinos.

Simetría imperfecta

Hay un conexión muy evidente entre “The First Day of the Rest of Your Life” y “Last Day on Earth”, el último episodio de la sexta temporada y el diálogo entre ambos tiene que ver con cómo Rick, a pesar de encontrarse dos veces en la misma situación, se comporta de forma muy distinta. En el primer encuentro, Negan lo doblega y el protagonista, paralizado por el pánico de ver morir a alguno de sus amigos, no tiene la fuerza moral para intentar revelarse. En ese momento, no solo ve morir a golpes a dos de sus compañeros sino que incluso el miedo lo vulnera al punto de quebrarse emocionalmente y bajar los brazos por primera vez desde que comenzara la serie. Pero en este cierre aunque Rick se encuentra una vez más de rodillas ante su rival y frente a la amenaza de ver morir a su hijo, no se deja intimidar y le responde con seguridad: “Quizá no hoy, quizá no mañana, pero te mataré” y, por un instante, se vislumbra el miedo en los ojos del villano. Esa escena es el resumen conceptual más preciso sobre cuál fue la idea rectora de esta saga: la caída y el resurgir de Rick como líder de una comunidad en proceso de construcción y ese segundo encuentro marcó la indestructible fortaleza moral que el personaje trabajó a lo largo de esta segunda mitad de temporada. El final del capítulo es en sí mismo un spoiler porque Rick sentencia a muerte a su rival y le dice con mucha seguridad que no importa qué suceda en el medio o cuánto tiempo transcurra, tarde o temprano lo va a matar.

De este modo, The Walking Dead cierra un séptimo año en el que amplió considerablemente el universo de comunidades y de personajes de cara a una octava temporada en la que todos estarán sumergidos en una guerra que seguramente se extienda por varios episodios hasta que Rick pueda (o no) cumplir la promesa de aniquilar a su rival.

De yapa: ¿quién fue Bernie Wrightson?

Bernie Wrightson, a quien el episodio estuvo dedicado, fue un talentoso dibujante que falleció el 28 de marzo y cuya carrera estuvo íntimamente ligada a los cómics de terror. A finales de los sesenta, pero principalmente en los setentas y ochentas, Wrightson logró una etapa de esplendor en publicaciones ícono del género como Creepy o Eerie, sin mencionar su rol como co-creador de La cosa del pantano, un personaje clave en cierta renovación del cómic mainstream. A lo largo de su carrera, adaptó a Edgar Allan Poe, Mary Shelley y Stephen King, sin por eso darle la espalda a los superhéroes en títulos imprescindibles como Batman: The Cult. Su estilo, su forma de dibujar criaturas de pesadilla y su inigualable narrativa lo convirtieron en uno de los historietistas de terror más importantes de su generación y su legado influyó la visión de muchos directores como Guillermo del Toro, Sam Raimi o Greg Nicotero, productor de The Walking Dead y realizador del capítulo final de esta temporada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here