El actor mexicano Rubén Aguirre, conocido como el Profesor Jirafales en el programa ”El Chavo del Ocho”, calificó en su reciente libro de memorias a Roberto Gómez Bolaños como ”un artista extraordinario” y a Florinda Meza como factor de división.

Bajo el título ”Después de usted”, el actor lanzó una autobiografía de 284 páginas, donde habla de sus orígenes como actor, de cómo conoció a Gómez Bolaños y de las divisiones que surgieron en el elenco, que a la distancia las califica como ”diferencias de familia”.

Aguirre, de 80 años y ya retirado de la actuación, evoca con cariño a los actores de ”El Chavo del Ocho”, salvo a Meza -Doña Florinda-, la viuda de Gómez Bolaños, a la que describe como una mujer ”celosa” que tenía ”obnubilado” al actor y productor, fallecido el año pasado.

”Yo creo que Roberto nunca se dio cuenta de que esta situación separaba al grupo porque estaba obnubilado”, afirmó. ”Hablar mal de ella frente a Roberto habría representado perder su amistad y perderlo todo. Ahora puedo decir que se endiosó con ella”, sostiene el actor.

La frase ”Después de usted” que da nombre a las memorias proviene del repetido diálogo que tenían en el serie el altísimo profesor y Doña Florinda cuando ella lo invitaba a pasar a su casa a tomar una tacita de café.

En su libro también relata que el final de la serie ”El Chavo del Ocho”, después de casi 20 años de emisión y en pleno éxito, se debió a que todos los actores estaban envejeciendo y se notaba en especial en los que hacían de niños.

Aguirre, que nació en Saltillo el 15 de junio de 1934 y que el año pasado estuvo hospitalizado por deshidratación y anemia, fue novillero, cronista taurino y locutor antes de hacerse famoso. En sus primeros pasos, un director de un canal le dijo que se veía ”grotesco” con sus manos enormes y su estatura de 1,95 metros, pero justamente fueron esas características físicas las que lo convirtieron en un personaje inolvidable de la televisión latinoamericana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here