Recorrer el catálogo de Netflix puede ser una tarea que demore más tiempo que el ver una película. Por ese motivo, te recomendamos una pequeña obra maestra que jamás pasó por los cines argentinos: Scott Pilgrim contra el mundo.

El director inglés Edgar Wright había realizado dos grandes películas (Shaunf ot the Dead y Hot Fuzz) cuando es finalmente tentado para hacer su debut en Hollywood. Conocedor de la comedia y experto a la hora de mezclar géneros cinematográficos, Wright escribió la adaptación de un cómic centrado en una particular historia de amor. El protagonista aquí es Scott Pilgrim ( Michael Cera ), un adolescente que atrapado en una relación aburrida no puede evitar caer rendido a los pies de Ramona Flowers (Mary Elizabeth Winstead). Pero Ramona lleva a sus espaldas un verdadero historial de ex parejas que no evitarán pelear contra Scott para impedir que el muchacho concrete su romance. De esta forma y homenajeando la estructura de esos adictivos videojuegos ochentosos como el Double Dragon o el Wonder Boy, Pilgrim deberá enfrentarse a las siete ex parejas de su amada.

LEÉR MÁS  Así se ve hoy el protagonista de "Cuidado, bebé suelto"

La historieta original escrita y dibujada por el canadiense Bryan Lee O´Malley fue a comienzos de siglo XXI una original forma de retratar una historia de amor salpicada por peleas imposibles y estética 8 bit. Y el logro de Edgar Wright fue jugar con esos elementos sin traicionarlos, apostando por construir un romance sacado directamente de un family game. Por otra parte, Michael Cera consiguió aquí una de sus mejores interpretaciones en una época en la que intentaba escapar de ese estereotipo que lo había convertido en el típico adolescente inseguro y enamoradizo y con esta película no solo logró su objetivo, sino que también protagonizó uno de los films más inclasificables de los últimos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here