Se trata de un corte de cabello más bien cortito con puntas más largas desmechadas y por lo general peinado hacia un lado. Este estilo fue furor en los años cincuenta, década en la que lo supieron llevar muy bien Audrey Hepburn y Elizabeth Taylor, y  que fue  reversionado más tarde por la supermodelo Twiggy en los 60.  

 Algunas celebrities que ya marcan esta  tendencia  son Gime Accardi, Agustina Cherri, Denise Dumas, Flor Torrente  y Pamela David. Cada una con su estilo particular y con variantes de acuerdo al tipo de pelo y la forma de la cara.

Ventajas: es súper práctico, ideal para mujeres a las que no les gusta destinar mucho tiempo para peinarse, ya que ni siquiera requiere peine. Luego de lavarse el pelo o levartarse a la mañana basta con acomodarlo con los dedos con un poquito de reparador de puntas y voilá! ¡Lista para salir divina al mundo!

¿Te animas?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here