Sin escándalos ni grandes promociones, Sin Codificar supo instalarse como uno de los éxitos de los fines de semana de América TV con un humor muy característico. Diego Korol y todo su equipo de humoristas ya están subidos al camión de mudanzas y esto es literal: así los muestra la promoción que empezó a emitir Telefe esta semana para anticipar el desembarco en ese canal de uno de los programas más seguidos por los jóvenes de carcajada fácil. En su nuevo hábitat, el ciclo debuta hoy a las 14 hs. con nuevos sketches y los humoristas de siempre.

–¿Cómo vivís este cambio de canal?
–Estamos sumamente felices porque para nosotros lo de Telefe venía dando vueltas hace mucho tiempo y nunca pudimos concretarlo. Le dimos tiempo a América que es donde nos dejaron probar y experimentar con el programa. Hicimos el cambio porque todos nosotros nos conocimos en Telefe, así que es una vuelta interesante que propone un desafío.
–¿Cuáles son las novedades para este año?
–Hay bastantes cosas nuevas. Lo que pasa es que se nos planteaba la duda de si salíamos al aire con todo nuevo o si incluíamos a los clásicos personajes del programa. Tenemos de todo, vamos a incluir secciones y todas cositas que le dan otro color.
–¿Llegan a un canal como Telefe para reivindicar el género del humor en la televisión?
–No sé si se trata de eso puntualmente. Creo que Telefe nos plantea que el terreno del humor estaba un poco olvidado y esto es darle la posibilidad al género de resurgir, aunque tiene que ver con las ganas de ambos lados de compartir esta experiencia.
–¿El canal les puso alguna restricción?
–No, ninguna. Básicamente nos planteamos mantener y respetar la esencia de lo que fue Sin Codificar desde el comienzo.
–¿Si Marcelo Tinelli los convocara para darle una vuelta de tuerca a su programa, aceptarían?
–No lo sé. Nosotros no tenemos problema de nada porque nos adaptamos a todo. Hemos pasado por diferentes horarios, nunca tuvimos problemas de ir antes o después de determinado programa. Somos random. Jugamos el juego donde nos toque jugarlo, el resto, el canal sabe cómo armarlo. Nos encargamos de lo que va adentro del programa y punto.
–¿También sos un poco productor del programa? –En realidad somos todos un poco productores. Estamos tirando ideas constantemente, nos reunimos una vez por semana y somos de cambiar cosas en el momento. Tiene que ver con las ganas y la responsabilidad de cada uno de nosotros porque tenemos ganas de que salga genial. Andamos todo el tiempo atrás de lo que va a salir al aire.
–¿Te importa el rating?
–Hasta ahora nunca nos importó. Esperemos que con el cambio de canal no nos agarre. Tuvimos la posibilidad de hacer un programa donde la base era no estar desesperados por el rating. Yo creo que en un programa como el nuestro, el minuto a minuto puede ser contraproducente. Tratamos de desarrollar la idea hasta que se termine, no matarlo porque no rinde.
–¿Cómo te ves posicionado como conductor?
–Me siento contento de lo que pasó en general con el programa, con el crecimiento que tuvo cada uno. Es genial la manera en la que nos enganchamos y cómo lo disfrutamos. A mí me convocaron para un programa de deportes y mirá lo que pasó. Esta cosa de amistad y con todo lo que vivimos al aire está buenísimo.
–¿Es un momento difícil para el humor?
–Es una época distinta. Ahora muchos que hacen humor y me paran en la puerta del canal para comentarme que hacen determinada cosa, tienen un lugar donde mostrarse. Se sienten identificados, no hay muchos lugares. El programa de Capusotto es más cerrado, con otro tipo de humor. A nosotros, en cambio, nos aparece un loco que canta y le damos la derecha para que venga al programa. No hay mucha trinchera para los que quieren hacer humor. «

LEÉR MÁS  Otto, el conductor de los Simpsons, cumple 55 años

A la tarde en la radio
La versatilidad de Diego Korol para hacerse cargo de diferentes formatos queda a la vista. Formado como periodista de espectáculos, devenido en conductor humorístico de un programa de televisión, todas las tardes muestra su lado más serio en Radio Pop con Al ataque, el ciclo que tiene de 13 a 16 .
”Son como distintos personajes que me toca interpretar. La tele tiene lo vertiginoso que tiene que ver con el tiempo para desarrollar las cosas. En la radio, todos los días tenés que contar una historia con cierta rigurosidad pero a la vez informal. Son dos mundos distintos. La gente no te pide que en la radio seas el mismo que en la tele, pero depende mucho de la cantidad de aire que tengas en cada espacio”, comentó Korol respecto de su trabajo en la radio. ”En dos años, ponele, tal vez me gustaría hacer otra cosa”, resumió.
Nota de Tiempo Argentino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here