El actor conoció en 1961 a García Ferré y años más tarde se transformó en la voz de los principales personajes creados por el historietista. Hijitus, su mascota Pichichus y la bruja Cachavacha fueron algunos de los dibujos a los que el artista puso voz y corazón.

Además de actor, D’Alessandro fue músico, compositor y productor. Arrancó su carrera tocando el piano en la orquesta de su padre, hizo radio y hasta fue asistente creativo de Carlitos Balá.

LEÉR MÁS  El difícil momento de Eros Ramazzotti: hace un año que su hija vive amenazada

También fue miembro del equipo de trabajo de la revista Anteojito, donde escribió el argumento de El Hada Patricia, las historietas de Anteojito y Antifáz y protagonizó Manuelo (ver foto abajo), una historiera animada al estilo fotonovela, tal como publica el sitio Recuerdo animados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here