La actriz se confesó con la diva sobre la recuperación de Noah, cómo fueron estos siete meses para ella y cómo la ayudaron su fe y el amor de su familia

Pasó los peores siete meses de su vida. Por eso, ahora que la pesadilla terminó y que puede respirar tranquila, Luisana Lopilato (30) decidió abrir las puertas de su casa en Canadá para recibir la visita de Susana Giménez y hablar en exclusiva de la recuperación de Noah (3), de su vida junto a Michael Bublé (41), y de cómo retomó su rutina laboral en una charla imperdible con la diva.

“Yo estaba filmando y le agarró una gripe, y, como su pediatra no estaba en ese momento en Argentina, fui a otro doctor que me dijo que eran paperas. Sin embargo, dos días después llegó su pediatra y me dice para mí esto no es paperas, pero por qué no le hacemos todos los chequeos y nos quedamos tranquilos. Fui a hacerle todos los controles, análisis de sangre, y ahí me dijeron que le habían encontrado algo en la panza y pensaban que era un tumor”, empezó su relato de cómo fue que se enteró de la enfermedad de su hijo mayor.

“Mike estaba en una entrevista muy importante y no me podía comunicar con los teléfonos, así que me saqué un vuelo sin decirle nada y lo llevé a Los Angeles, sin pensar. Me fui con una valija, lo llevé a un hospital cuando llegué, a un oncólogo que es amigo nuestro. Si no le hacían esa ecografía para ver si tenía mononucleosis, porque esa era la duda, no me hubiera enterado o me hubiera enterado tarde”, continuó, para luego resaltar cómo la ayudaron en todo este tiempo su fe en Dios y la contención de sus seres queridos.

LEÉR MÁS  Juan Darthés habló sobre las acusaciones de abuso en su contra

“La familia de Mike dejó todo, de mi familia viajaron todos. Vivimos juntos ocho meses. Mi mamá de fierro también, cuando yo me caía me decía levantate, tu hijo va a estar bien, va a estar sano. Y todas las oraciones, todos los buenos deseos de la gente nos llegaron y los sentimos, estamos muy agradecidos, estas cosas te cambian la perspectiva de vida”, recordó, para luego agregar que “fue todo como se tenía que dar, Dios puso los médicos que tenía que poner. Lo más importante es tener fe, estar fuerte, hasta el día de hoy no hay noche que no le pida a Dios”.

“Dormíamos los cuatro —la familia se completa con Elías (1), su hijo menor— y ahora también, no se quieren ir, lo quiero llevar a Noah y dice no, ése no es mi cuarto. Ahora está esa cosa nueva de enseñar a los chicos a no llorar, pero es difícil hacer el duérmete niño, no puedo. Ahora intenté pasarlo a un colchón inflable pegado a mi cama, pero somos felices, hay amor por todos lados”, comentó sobre cómo es su vida en familia.

LEÉR MÁS  Irreconocible: así quedó Leo García tras una cirugía

“Nos gusta el mix, yo soy re argentina, me gustan mis cosas de Argentina, la música, las historias de mis amigas, tomar mate, en Argentina no tomo mate pero acá me encanta. Me hice todos amigos argentinos, creé mi mundo acá, tenemos ayuda pero nos ocupamos mucho de los chicos, así que el día se te pasa así. Voy al gimnasio, juego al tenis dos veces por semana con mis amigos argentinos, vamos al cine, a comer, vida normal”, agregó al respecto.

Tampoco faltó el recuerdo a los comienzos de su relación y a cómo fue que se decidió a aprender inglés. “Cuando estaba de novia con él no hablaba una palabra, la primera película fue con el traductor en el medio, ‘decile que esta parte no se qué’, pasamos por todo, por todos los momentos, y el amor puede cualquier cosa”, confesó.

“Una vez estábamos en Los Angeles, nos peleamos, me fui a la esquina, me tomé un colectivo que estaba fuera de servicio y le digo me quiero ir de shopping, y el tipo me dice mirá estoy fuera de servicio pero voy para Hollywood. Empiezo a caminar y un tipo me da un folleto para estudiar inglés. Fui al lugar y me metí a la clase, cuando lo llamé de nuevo a Mike y le dije que me pasara a buscar por la escuela no lo podía creer”, recordó entre risas la actriz, quien de a poco retoma su vida normal después del calvario que le tocó afrontar en el último tiempo.

LEÉR MÁS  A los 52 años, Inés Estevez mostró fotos en bikini en Instagram

“Ahora voy a hacer otra que empieza en octubre, es un policial, un thriller, la vida tiene que seguir”, lanzó la ex Rebelde Way, quien se prepara para el estreno de “Los que se aman se odian”, el film donde protagoniza escenas calientes junto a Guillermo Francella, quien hiciera de su padre cuando ella tenía apenas 17 años en “Casados con Hijos”.

Recién sobre el final de la charla se permitió sumarse el cantante canadiense, intercambiando chistes entre su inglés perfecto y su voluntarioso castellano sobre cómo se duerme su mujer con la televisión argentina a todo volumen. Intercambiando sonrisas cómplices y esas risas frescas y despreocupadas que pudieron recuperar a partir de ver curado a uno de los frutos de ese amor de película que ya cumplió más de una década.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here