La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) denunció penalmente a Roberto Giordano por evasión previsional y apropiación indebida de aportes e impuestos por una suma cercana a los 3.745.000 de pesos, según fuentes judiciales.

Por la maniobra, que consistía en formar distintas sociedades jurídicas que luego él mismo las insolventaba, el peluquero podría recibir una pena de 2 a 6 años de prisión.

Puntualmente este lunes el peluquero se presentó en el Juzgado Nacional en lo Penal Tributario N°2, a cargo de Diego García Berro. La citación a Giordano se basó en la denuncia penal formulada por la AFIP.

La Justicia lo acusa por el delito de falta de depósito de los Aportes a la Seguridad Social retenidos a sus empleados.

La denuncia penal contra Giordano, que también alcanza a su esposa Mirta Servanda Almiron, se originó a partir de una investigación de la AFIP por evasión. Ante el juez García Berro, el matrimonio deberá explicar sus acciones como directores de la firma Aspil S.A., sociedad con la que operó el peluquero en el periodo 1993 a 2011 y por cuya quiebra también se lo investiga.

LEÉR MÁS  La Renga le dedicó un tema al Gobierno y tocó una canción sobre la crisis

En tanto, Aspil S.A., una de las firmas creadas por Giordano, evadió $242.347 de aportes y contribuciones a la seguridad social no ingresados al fisco.

Además de esa causa, Giordano evadió 2 millones de pesos corresponden a los aportes retenidos a los empleados y no ingresados al Sistema Único de Seguridad Social y 1,5 millones corresponden a la apropiación indebida de tributos.

El peluquero armó distintas sociedades que, en algunos casos, estaban integradas por personas insolventes o bien por testaferros como mozos y ex empleados de las mismas peluquerías.

Entre esas sociedades Giordano fue transfiriendo su personal para mantenerse al margen de la responsabilidad penal que le cabe por la evasión consumada.

LEÉR MÁS  El difícil momento de Eros Ramazzotti: hace un año que su hija vive amenazada

En los hechos se encuentra implicada además, la esposa del peluquero, Mirta Servanda Almirón, ya que la maniobra de evasión y apropiación indebida de tributos habría sido realizada por el matrimonio en su calidad de directores de la firma Aspil S.A., sociedad con la que operó el peluquero en el período 1993 a 2011 y por cuya quiebra también se lo investiga.

En las investigaciones, la AFIP detectó pagos de sueldos no declarados a los empleados. Se constató que se abonaban salarios de 3.000 pesos promedio en 2014, muy por debajo de los $5.400 mínimos establecidos en los Convenio Colectivos de Trabajo para esa actividad.

La causa se originó a raíz de los allanamientos solicitados por la AFIP en 2011 ante el Juzgado Federal Criminal y Correccional Nº 1 de San Isidro a cargo de la Dra Arroyo Salgado, por existir sospechas de que Giordano realizaba maniobras evasivas constituyendo sociedades con personas insolventes a fin de eludir su responsabilidad en evadir el pago de Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social.

LEÉR MÁS  El difícil momento de Eros Ramazzotti: hace un año que su hija vive amenazada

En este contexto se allanaron 12 domicilios distribuidos en la Zona Norte (Olivos- Martínez) y en la Capital Federal, en los que la AFIP secuestró documentación que permitió formular dos denuncias por evasión previsional y apropiación indebida de los recursos de la seguridad social contra el peluquero.

La otra denuncia se encuentra en trámite de instrucción en el Juzgado Nacional en lo Penal Tributario N° 1 donde se investiga la ya mencionada constitución de distintas sociedades ficticias con testaferros para la explotación de sus peluquerías, en algunos casos mozos y ex empleados de las mismas peluquerías, entre las que va transfiriendo su personal para mantenerse al margen de su responsabilidad penal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here