Keith Richards, un setentón con sangre rockera

Keith Richards, alma máter del grupo The Rolling Stones, celebra hoy 70 años preparando otra gira junto a su eterno compañero de ruta, Mick Jagger, seguramente con una sonrisa burlona hacia quienes no le daban tanta cuerda teniendo en cuenta su vida llena de excesos.

El legendario rockero Richards no sólo está soplando 70 velitas, como lo hizo Jagger en julio pasado, sino también festejando 30 años de casado con la ex modelo Patti Hansen, con quien tiene dos hijas, Theodora y Alexandra, a las que se suman otros tres hijos anteriores con la actriz italiana Anita Pallenberg.

Pañuelo atado en la cabeza como vincha, camisa abierta, rostro lleno de arrugas por años de descontrol y trasnochadas, voz de ultratumba: la imagen de Richards representa al rock en su más pura esencia y hasta sus más feroces críticos lo miran con respeto y cariño.

En vísperas de estos “dos importantes hitos en la vida de Keith”, su página oficial en internet invitaba a los fans a enviar sus comentarios para entregárselos como un “regalo” al músico británico.

Su vida y su obra

Mucha agua ha corrido bajo el puente desde que Keith salió de Dartford, una localidad en las afueras de Londres, donde vivía su familia de clase trabajadora, se encontró con su vecino Jagger en un tren y juntos formaron en 1962 la que hoy se conoce como “la banda de rock and roll más grande del mundo”.

LEÉR MÁS  Mery del Cerro reveló en Showmatch que fue abusada cuando era una nena

Junto con sus amigos-enemigos The Beatles, los Stones revolucionaron la música popular en la década de 1960, partiendo, en el caso de la dupla Jagger-Richards, más del rhythm and blues afroamericano, con Chuck Berry y Muddy Waters como maestros.

Autor de algunos de los riffs más reconocidos de la historia del rock, Richards fue afirmando su estilo con el correr de los años hasta quedar grabado en la memoria popular de millones de personas a partir de temas como Satisfaction, Jumpin Jack Flash, Sympathy for the Devil, Brown Sugar, Let’s Spend the Night Together o Start Me Up.

A la par de su genio musical para crear canciones memorables a partir de cierta simpleza melódica, Richards y Jagger, pero sobre todo Keith, se hicieron famosos como los chicos malos del barrio: mujeriegos, amantes del alcohol y las drogas y antiestablishment en un lugar como Reino Unido, muy apegado a las tradiciones.

Escándalos, encarcelaciones y juicios por todo tipo de excesos marcaron a ambos en las décadas de 1960 y 1970, con la trágica muerte del otro guitarrista fundador del grupo, Brian Jones, en 1969, como uno de los tantos estigmas de los que lograron levantarse y salir adelante.

LEÉR MÁS  Mery del Cerro reveló en Showmatch que fue abusada cuando era una nena

Aunque los fans de los Stones colocan a ambos en el altar, la mayoría de ellos reconoce que el alma máter del grupo es Richards, el eterno rebelde que forma una sociedad perfecta, aunque tumultuosa, con Jagger, el dandy rompecorazones que se cansó de ser estafado por el negocio de la música y se convirtió en un empresario de temer.

El cumpleaños número 70 de Richards encuentra al guitarrista incombustible listo para otra gira, la enésima, con The Rolling Stones, bautizada 14 On Fire y que comenzará el 21 de febrero en Abu Dabi.

Además de Jagger, estarán en el escenario Charlie Watts, de 72 años y baterista del grupo desde sus inicios; Ronnie Wood, segunda guitarra en los Stones desde 1975; y Mick Taylor, el anterior violero que tocó en la banda entre 1969 y 1974, y que vuelve como invitado especial.

En cambio, Bill Wyman, de 77 años y bajista original que abandonó la banda en 1994, no estará en el inicio, tras una breve reaparición en el concierto por las bodas de oro de los Stones en Londres en noviembre de 2012.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here