El célebre cantante y actor argentino Roberto Sánchez, conocido popularmente como Sandro, fue homenajeado hoy por su viuda, Olga Garaventa, al cumplirse cuatro años de su deceso, en el cementerio Glorian Memorial de la localidad bonaerense de Longchamps, donde están depositados sus restos.

Ese pequeño homenaje personal a su esposo -uno de los artistas populares más aclamados del país-, será probablemente seguido de la visita a la necrópolis de una gran cantidad de seguidores y fanáticos del cantante, también conocido como el “Gitano”.

En tanto, según indicaron a Télam algunos de sus fans, se prevé que el 9 de enero próximo se recuerde al célebre artista con la exhibición en Mar del Plata de la muestra “Yo Sandro”, que ya se realizó en el Centro Cultural Borges de Buenos Aires y que incluye pósters de sus películas, fotografías, trajes y algunos de sus automóviles.

Sandro murió el 4 de enero de 2010 en la ciudad de Mendoza, a los 64 años, tras una dura lucha de 45 días desde que recibió un doble trasplante de corazón y pulmones.

Nacido en Parque Patricios en 1945 y criado en un conventillo de Valentín Alsina, Sandro logró estampar su nombre en el imaginario argentino a través de una larga trayectoria en donde se destacan composiciones musicales que permanecen enraizadas en el cancionero popular, como ”Penumbras”, ”Rosa Rosa” o ”Porque yo te amo”.

Pero su fama se vio agigantada también por las 11 películas que filmó entre 1969 y 1980, de las cuales dos fueron escritas por él; una novela que filmó en Puerto Rico durante 1982 llamada ”Fue sin querer” y hasta un programa de TV, llamado ”Querido Sandro”, que se emitió por Canal 13 durante 1990.

Sandro ocupa además un lugar importante en la historia del rock, no sólo por sus inicios como imitador de Elvis Presley, sino porque, junto con ”Pajarito” Zaguri, fundó ”La Cueva”, ubicada en Pueyrredón 1723.

En su larga y persistente carrera, que le permitió conquistar América durante los 70, y posteriormente enternecer a un público argentino que le fue fiel durante 50 años, logró algunos hitos imborrables, como ser el primer artista latinoamericano en cantar en el Madison Square Garden de New York en 1970 y el primer argentino en presentarse en el Luna Park en 1972.

Producto del tabaco, del que fue adicto desde los 10 años, a fines de la década de los `90 se le detectó un enfisema pulmonar que lo llevó reiteradas veces a la internación, hasta que el 4 de enero de 2010 falleció por complicaciones luego de un doble trasplante que se le había practicado dos meses atrás en la ciudad de Mendoza.

Infonews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here