En tanto, la viuda del popular artista, Olga Garaventa, estuvo hoy en el cementerio de Burzaco. La presunta hija viene luchando desde 2006, fecha en que su madre le comunicó que mantuvo un romance con Sandro, quien logró mantener el secreto durante décadas.

En ese momento, la viuda de Sandro había apelado la decisión judicial de exhumación, y se demoraron los pasos legales, por lo que finalmente recién ahora Borda podrá conocer su identidad. El 19 de agosto Sandro hubiera cumplido 70 años.

”En ningún momento a mí se me pasó que iba a tener que pasar por esta situación cuando inicié mi búsqueda”, dijo Sandra en una comunicación telefónica con un programa televisivo: ”Hace diez años atrás ni remotamente se me hubiera ocurrido que iba a tener que exhumar a mi viejo. Yo no buscaba esto. El final era un abrazo de mi viejo, no ir a buscar los huesos de mi viejo”.

”Te pido por favor que no se olviden que esto ocurrió y esto ocurre porque hubo oposiciones, frenos innecesarios”, agregó la mujer sin mencionar a Olga Garaventa, la viuda de Sandro.

”Estoy en el peor instante de mi vida. Nunca pensé que iba a llegar. Si bien lo vengo peleando hace años, en mi cabeza jamás imaginé tener que pasar esto”, expresó. ”Yo buscaba a mi papá vivo”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here