¡Dieron el si!

Jesica Cirio y Martín Insaurralde se casaron en el club de polo de Ezeiza. Acompañados por sus familiares y amigos, la pareja se emocionó durante la ceremonia. Al finalizar la bendición de anillos, el matrimonio salió a saludar a los medios presentes.

”Estamos muy bien y felices, hubo diez testigos y nos emocionamos mucho, cuatro amigos y una amiga mía que conozco desde los cinco años, la sobrina de ella y cuatro amigas de ella”, explicó Martín en diálogo con Secretos Verdaderos (América).

Por su parte, Jesica afirmó que ”están mis primos, es un honor, están todas las personas que amamos, estoy feliz con mi vestido que es soñado”. “Fue muy emocionante, está el papá de Martín que está mal, pero vino”, agregó.

”Nos dejamos llevar por el corazón a pesar de las críticas y estamos contentos y felices y un agradecimiento para la gente que nos apoyó”, añadió el novio y añadió ”lo nuestro fue tan fuerte que teníamos ganas de compartirlo”.

Sobre los días previos a la boda, Jesica afirmó que “desde hace cuatro días que no puedo más, con dolor de panza, muchas emociones este año”.

El día de la boda ella disfrutó de un spa antes de prepararse para la gran fiesta, mientras que Martín prefirió almorzar con sus hijos y luego se sumaron los sobrinos de Jesica.

Consultados sobre los anillos, los novios confesaron “no están grabados, lo vamos a hacer cuando cumplamos un año de casados”.

En relación a los regalos, Jesica y Martín optaron por donar el dinero a una entidad de bien público. “Fue idea de Jesica, porque la verdad, tenemos todo y pensábamos en la Luna de Miel, pero como tenemos tantos amigos, pensamos en regalarlo y el martes vamos a ir a llevar el regalo al comedor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here