Cosquín logró reunir por una noche a Seru Giran

La primera noche del festival más grande del rock argentino la cerró el número 1, Charly García, en un show compacto y extenso, con su nueva obsesión por la serie ”La dimensión desconocida” como marco y concepto unificador. Sin embargo, horas atrás habían engalanado el escenario principal del predio construido en el aeródromo de Santa María de Punilla Pedro Aznar y David Lebón.

Eran fuertes los rumores de que el cierre de la noche incluiría una reunión de quienes marcaron a fuego los fines de los 70s y principios de los 80s con su combo de rock progresivo, aires de sinfónico y rabia contenida en medio de la dictadura militar. Y por supuesto, tal lo previsto, lo que había sido dicho como al pasar se convirtió en realidad.
Pese a la ausencia de Oscar Moro (fallecido en 2006), la magia se apoderó de Cosquín cuando Charly invitó al escenario a sus dos ex compañeros de ruta, conformando una noche que se asemejó en mucho a esas que en 2009, en Velez, el propio García protagonizó junto a Luis Alberto Spínetta, cuando se volvieron a encontrar luego de largos años de no cruzarse sobre un escenario.
Así es que el trío entonó ”Perro andaluz” y ”Seminare”, con Charly al piano, Pedro en el bajo y David haciendo trinar su guitarra en un revival breve pero que llenó de emoción a los miles que asistieron a la fiesta y a los otros muchos miles que siguieron la transmisión por Vorterix, en sus opciones de radio y streaming de video on line.
Aquí el testimonio de una noche única e irrepetible.

LEÉR MÁS  Montaner bautizó a Mario Vilurón como "la voz del pueblo"

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here