Chano Charpentier: “Tengo el registro pero dejé de manejar”

Luego de tener varios accidentes, el cantante tomó esta determinación cuando escuchó a una de las Madres del Dolor pedir en televisión que no manejara más

antiago Moreno Charpentier, más conocido como Chano, ha tenido una vida agitada, típica de un rockstar. En los últimos tiempos protagonizó varios escándalos, que incluyeron accidentes viales e internaciones. La última vez que estuvo hospitalizado fue el pasado 31 de diciembre, y hubo muchas especulaciones con respecto a su estado de salud.

“No pasó nada grave. Yo a veces no salgo a aclarar nada porque son delirios los que se dicen. Ponele: si mandan una ambulancia a mi casa, ya se empieza a hacer un debate de si me agarró un brote psicótico, como escuché por ahí, y nada que ver. Tenía un golpe de calor y nada más”, dijo en una entrevista con Clarín. “Aparte ya sé cómo son las reglas del juego. Me la fumo cuando voy a una clínica y que lo pasen en todos los medios, porque hice un montón de cagadas. No me quejo, pero tampoco puedo salir a aclarar que no tengo brotes psicóticos o infartos al corazón…”.

LEÉR MÁS  Fito Páez ganó uno de los Latin Grammys a la mejor canción de rock

El ex líder de Tan Biónica ha contado de manera pública su problema con las adicciones. Chano se define como un “rockstar millennial” que intenta vivir una vida sana, a pesar de las tentaciones que lo rodean todo el tiempo: “Como sano, salgo a correr, hago deportes… Hablando en serio, he tenido problemas porque me gusta la noche, me gusta el estilo de vida. Ahora, la noche, con drogas la paso mal. Es mi mensaje para el mundo. La noche con falopa a mí me hizo muy mal. Me hizo estar re solo. Me hizo perder oportunidades de mujeres. De proyectos de familia. De minas que me dijeron ‘Qué boludo fuiste’. Y asumo que la hice mal. Mi mensaje para el mundo es ese…”.

En 2015 el músico vivió un confuso episodio cuando chocó contra cuatro vehículos estacionados en el barrio de Belgrano. Terminó internado con graves heridas, pero luego se recuperó y fue absuelto por la Justicia. En 2016 colisionó contra un camión en Cañuelas y también fue hospitalizado. En 2017, volvió a chocar contra dos autos estacionados en Saavedra y tenía la licencia vencida. Tras haber tenido estos accidentes, tomó la determinación de no conducir más: “Tengo el registro, pero dejé de manejar. No manejo más. Me hice cargo del quilombo. Y no puedo culpar a nadie más que a mí cuando choqué doscientos autos e hice el choque más espectacular de la historia metiéndome debajo de un camión. Si hice esas cosas, no puedo andar quejándome de lo que digan o no. Porque si vos hacés alguna, te la bancás. Me re jode estar tomando taxis todo el día o tener chofer y que me invada mi intimidad. De hecho, tengo un cuatriciclo en la quinta, pero jamás lo uso por la calle”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here