El lunes regresa la serie de Vince Gilligan y Peter Gould y en esta nota anticipamos algunos detalles

*Cada vez más cerca de Breaking Bad

Una de las principales diferencias entre Better Call Saul y Breaking Bad fue la manera de narrar. Al tener en el centro a un personaje tan carismático e hilarante como Saul Goodman (Bob Odenkirk) se esperaba que la creación de Vince Gilligan y Peter Gould fuera a compartir la efervescencia de su serie madre. Sin embargo, Better Call Saul se inclinó por otra clase de historia, una mucho más melancólica y “de personaje”, con la resignificación del concepto de acción como punto de partida.

Para su tercera temporada, Gould promete para esta brillante precuela un ritmo más acelerado: “No sé si soy la persona con la perspectiva más indicada para hablar del tema, es algo complejo porque nunca sé bien qué significa cuando la gente dice que algo se mueve más rápido. ¿Están hablando de que suceden más cosas en un período de tiempo más corto? Si bien hay otras formas de mirarlo, debería decir que sí”, le reveló Gould a TVGuide, deslizando así la fuerte posibilidad de que Better Call Saul se acerque, en su regreso, a la ebullición del drama encabezado por Bryan Cranston y Aaron Paul .

LEÉR MÁS  Lo que todos queríamos saber: ¿Quién le saca todas las fotos hot?

*De Jimmy McGill a Saul Goodman en un solo paso

Una de las apuestas más arriesgadas de la dupla Gilligan-Gould fue la de guardarse bajo la manga, en sus dos primeras temporadas, el momento exacto en el que Jimmy McGill se convierte en Saul Goodman. La decisión se vincula con la forma progresiva en la que un abogado da paso al otro, con factores influyentes como la devastadora relación con su hermano Chuck (Michael McKean), la necesidad de preservar su vínculo con Kim Wexler (Rhea Seehorn) y el coqueteo con la ilegalidad que viene de la mano de Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks).

La segunda temporada concluyó con ese click del grabador mediante el cual Chuck recupera el poder sobre su hermano, haciendo que éste tropiece y caiga del lado de la amoralidad, volviendo inevitable el nacimiento de Saul en la tercera temporada. “Creo que es seguro decir que siempre estamos buscando la manera de profundizar e intensificar y complejizar las situaciones a nivel dramático y van a poder ver eso con Jimmy y Chuck”, le adelantó Gilligan al portal IGN.

Asimismo, según las promos difundidas en las redes, también nos reencontraremos con Gene, el alias de Jimmy/Saul para su etapa post-Walter White en Omaha, Nebraska, refugiado en el Cinnabon y en una existencia monocorde que le es completamente ajena a su naturaleza exacerbada.

LEÉR MÁS  Lo que todos queríamos saber: ¿Quién le saca todas las fotos hot?

*Gus Fring, el villano que se hace desear

Los fanáticos de Breaking Bad le ganaron una pulseada a Gilligan. El cerebro detrás del fenómeno esbozó un acertijo en la segunda temporada de Better Call Saul: la primera letra de los títulos de cada episodio formaban una irresistible frase: Fring’s Back/Fring está de vuelta. Gilligan tenía en mente redoblar la apuesta en los primeros capítulos de la tercera temporada, sumando nuevos desafíos que remitieran al señor de los pollos (hermanos). Los seguidores, sin embargo, truncaron sus planes: “Los fans triunfaron, no voy a decir qué va a suceder pero muchos ya lo descubrieron” reconoció Gilligan. Efectivamente, el regreso de Gus (Giancarlo Esposito) se predijo con velocidad.

Si nos dejamos guiar por el último capítulo de la segunda temporada, Fring vuelve mediante un mensaje a Mike, quien indefectiblemente comenzará a trabajar bajo sus órdenes. El propio Esposito ya aseguró que el Fring de Better Call Saul será muy distinto al de Breaking Bad. “Es un hombre diferente, más fresco, menos agotado por su trabajo” enfatizó el actor respecto al antagonista de Heisenberg por excelencia.

LEÉR MÁS  Lo que todos queríamos saber: ¿Quién le saca todas las fotos hot?

*El potencial regreso de otros personajes de Breaking Bad

Better Call Saul evitó astutamente la tentación de incorporar demasiados guiños a Breaking Bad. El cancherismo, se sabe, no está en su ADN. Por el contrario, Gilligan y Gould remiten a BB con escasa frecuencia y abundante sutileza, ya sea a través de la súbita aparición de personajes funcionales a la trama (los Salamanca, Nacho, Ken “Wins”, etcétera) como en los flashforwards en los que Jimmy/Saul/Gene personifica los coletazos de Walter White sin necesidad de verbalizarlos. Por lo tanto, cuando un personaje promete regresar, sabemos que su vuelta no será arbitraria.

Recientemente, al nombre de Gus se le sumó el de Marie Schrader (Betsy Brandt), esposa de Hank (Dean Norris) y hermana de Skyler (Anna Gunn). La actriz tiró una pista en una entrevista con The Huffington Post: “No está descartado, de hecho lo hemos discutido y es algo que se podría llegar a ver, haría cualquier cosa que estos muchachos me pidan”, expresó la actriz. En un mar de dudas, hay una certeza: si Marie vuelve, vuelve el violeta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here