”Creo que lo que ocurrió con el Bonar 24, acompañado por otras emisiones de otros emisores públicos, ha demostrado que a pesar del ataque de los fondos buitre Argentina tiene acceso al financiamiento y debería evaluar en cada circunstancia de qué manera financia las necesidades de los pagos externos y con fines productivos y no especulativos”, afirmó Vanoli en una entrevista con Télam.

El titular del ente monetario respondió, así, a una consulta formulada sobre su reciente referencia a que el país podía estar tocando ”un piso de desendeudamiento”, una frase que desató diversas interpretaciones entre economistas y analistas políticos.

Vanoli precisó que ”lo primero que hay que ver es que en el año 2001 la relación del endeudamiento sobre el PIB era del 150% mientras que actualmente esa relación es del 9%”.

Desde este punto de vista, el presidente del BCRA consideró que, sobre esta base, ”lo que se está planteando es financiar una parte de los vencimientos de deuda con nuevas emisiones y, por otro lado, hacer que esas emisiones estén ligadas a fines productivos y no especulativos”.

Señaló, al respecto, que ”una cuestión esencial es que se ha despejado la incertidumbre de que Argentina no tenía acceso al crédito, un tema utilizado por los fondos buitre y sectores financieros para generar una ola de desconfianza sobre la economía argentina, aduciendo que las reservas iban a caer y que el país tenía cortado el crédito”.

”Creo que de lo que se trata es de estabilizar la relación deuda externa/PIB que, eventualmente, puede subir un poco. De lo que hay que cuidarse es, y lo que mencioné cuando hablé del tema, que por ahí fue tomado parcialmente, a no volver en el futuro a una espiral de endeudamiento que termine en una crisis”, sentenció.

LEÉR MÁS  Alerta en la FEM por la suba en los alquileres

Preguntado sobre la evolución del stock de las Letras del Banco Central (Lebac) y su rendimiento en baja en las últimas semanas, Vanoli recordó que se trata de un instrumento ”de regulación monetaria que, a lo largo de los meses desde que estoy a cargo, ha venido funcionando muy bien ya que se pudo regular la cantidad de dinero para cumplir sus funciones, bajando simultáneamente la tasa de interés en todos los plazos”.

Al ser interrogado sobre la contradicción que plantea una baja de estas tasas, que regulan las activa y pasiva del sistema, ya que por una parte estimulan el crédito pero por la otra pueden desalentar los depósitos, Vanoli respondió que esto no se ha verificado en la realidad.

”Hasta acá eso no pasó porque pudimos proceder a la reducción de tasas para alentar la producción, al tiempo que se generaba un crecimiento muy importante de los depósitos, tanto en pesos como en dólares”, explicó.

A su juicio, esto ha ocurrido ya que el nivel elevado de la tasa de Lebac ”estuvo muy determinado en su momento por las unas expectativas de devaluación que han caído drásticamente, pero todavía hoy esos rendimientos son altos, en gran parte, por el piso de tasas que estableció el Banco Central”.

LEÉR MÁS  La inflación de noviembre fue de 1,3% en la provincia

Sobre el stock actual de Lebac, que rondan los 320.000 millones de pesos, Vanoli indicó que ”no genera ningún tipo de preocupación y hay que decir también que en estos últimos dos meses el BCRA ha coordinado con el Ministerio de Economía la regulación de la liquidez porque esa cartera se está financiando con Bonac, lo que le permite no solamente financiarse sino hacer también un complemento de la regulación monetaria con el Central”.

Vanoli reconoció, asimismo, el papel jugado por el acuerdo swap entre los bancos centrales de Argentina y China, que entró en vigor y viene siendo aplicado desde noviembre del año pasado, para alcanzar la estabilidad cambiaria de los últimos meses.
”Fue un elemento importante, aunque no el único dentro de un conjunto de medidas que permitieron demostrar que Argentina no iba a perder reservas”, aseguró.

Pero Vanoli precisó que, en este momento ”y de manera gradual, el swap ha perdido importancia relativa porque Argentina demostró que tiene otras fuentes de fortalecimiento de las reservas, como se ve en la compra de activos ya que el mercado cambiario se ha vuelto superavitario en un marco donde hemos aumentado de manera importante el pago por importaciones”.

En otro orden, aunque ligado con lo anterior, el titular del BCRA destacó que durante las últimas semanas ”a pesar de la huelga de aceiteros, el ente monetario tuvo posición compradora y pudo abastecer la demanda de dólares, y la medida de fuerza es una cosa que es absolutamente puntual y que se resolverá seguramente en los próximos días”.

LEÉR MÁS  Más de 13 mil personas cruzaron al vecino país este fin de semana largo

Comentando la caída de las liquidaciones de exportaciones en alrededor de un 30% en el primer cuatrimestre de este año respecto de 2014 de acuerdo con las cifras difundidas por la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA), el funcionario explicó que ”esto tiene que ver con la baja del precio de commodities que comenzó el año pasado y que fue uno de los elementos que hizo compleja la situación argentina en 2014”.

”Otro aspecto tiene que ver con la retención de las liquidaciones”, reconoció, aunque agregó que ”el año pasado a quienes especularon con las retenciones les fue muy mal porque no sólo no se devaluó el peso sino que, por otro lado, se derrumbó el precio de las commodities”.

Por esta razón, Vanoli cree que ”este año puede ser de nuevo un mal negocio retener las liquidaciones, sobre todo ahora que los candidatos presidenciales han tenido que ajustar su discurso hacia un mayor pragmatismo”.

Finalmente, el titular del Banco Central reveló que ”por ahora no está en nuestros planes repetir un acuerdo con los exportadores como el del año pasado”.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here