Usaban Lecap como garantía de préstamos para invertir, ahora deben plata

Después de las PASO, habían pedido dinero prestado poniendo como garantía las Lecap. Tras el reperfilamiento, sus cuentas comitentes quedaron muy golpeados y se activo el «margin call», debiendo reponer más garantías.

La volatilidad del mercado financiero también genera oportunidades de inversión. Muchos operadores diseñaron estrategias de tasas de interés tras las PASO, tomando prestado del mercado y entregando letras como garantía. Pero el reperfilamiento de las Letras y la fuerte caída del precio de las Lecap los obligó a sustituir y reponer las garantías. Se activo el «margin call» para muchas cuentas comitentes.

Tras el sorpresivo resultado de las PASO, las tasas de interés de las Lecap se dispararon a niveles de 170%, mientras las cauciones en pesos operaban en torno al 80%. De esta manera, muchos traders optaron por implementar estrategias típicas con tasas de interés en las que se solicita cauciones en pesos en el mercado pagando una tasa del 80% y comprar Lecap a tasas del 170% y así se ganaba por la diferencia, arbitrando tasas.

Pero la decisión de reperfilar las Lecap comprometió esas operaciones.

“Tras las PASO se abrieron oportunidades para armar estrategias en las que ganabas por diferencia de tasa. Lamentablemente, tras las últimas medidas del Gobierno, esas estrategias se vieron perjudicadas dado que se utilizaban Letras que fueron reperfiladas como garantía para llevar a cabo la operación y los operadores debieron solicitarles a sus clientes una sustitución y/o reposición de garantías”, comentaron desde una sociedad de bolsa local.

Si al 15 de agosto un inversor comprabas una Lecap (que paga una tasa de interés en pesos) con vencimiento al 30 de agosto que rendía 170% y en paralelo solicitaba una caución tomadora (pedir prestado al mercado) a la misma fecha de vencimiento, que costaba 80%, surgía un diferencial de tasas de interés muy grande dando una oportunidad de obtener réditos financieros.

LEÉR MÁS  El Ejecutivo puso como condición a los exportadores que cumplan con la liquidación de divisas

La operatoria consistía en tomar la caución y en paralelo comprar una Lecap al 30 de agosto que se ponía en garantía para que la conceción de la caución. Si eventualmente se necesitaba una garantía mayor, el operador ponía en garantía bonos propios u otros activos permitidos para que lo habilitaran a tomar el dinero vía caución.

Así, al vencimiento se cobraba la tasa al 170% y se devolvía la caución al 80%, quedándose con la diferencia.

Pero cuando la Lecap fue reperfilada, el precio de la letra colapsó y dejó de servir como garantía, por lo que se les solicitó una reposición de garantías a todos aquellos que habían pedido una caución poniendo a la Lecap como resguardo.

“Hay muchos que están pedaleando con ese saldo y muchas cuentas están reponiendo garantías que habían tomado una caución para comprar Lecaps y arbitrar tasas”, afirmó un operador del mercado.

De esta manera, se activo el «margin call» para muchas cuentas comitentes, una sitiación no deseada por el inversor que se apalanca en el mercado para poder invertir en los activos financieros. A partir de ello, los inversores deben poner parte de su capital como garantía, ya sea nuevos bonos, otros activos financieros o dinero en efectivo.

Desde el mercado afirman también que el ritmo al cual se llegó en los últimos días por la volatilidad financiera empujó también a que haya problemas desde el lado operativo.

“La medida del default de Letras fue una torpeza total ya que metió un riesgo operacional al sistema enorme. A una semana, siguen saltando errores operacionales ya que las contrapartes están desbordadas de problemas y están todos trabajando al borde. Creo que, si el Banco Central no hubiese puesto liquidez al mercado de letras, sería un problema mucho mas importante”, explicó el operador.

LEÉR MÁS  Atentos al pago de intereses del Bono a Tasa de Política Monetaria

Un funcionario del mercado local explicaba que debieron solicitar la reposición de garantías una vez que las letras fueron reperfiladas a la vez que detallaba que el mercado operaba con una normalidad excepcional, pese al momento de elevada volatilidad y nerviosismo en el mercado financiero local.

“Los que fueron reperfilados tuvieron que sustituir sus garantías por otras garantías. Hay que pensar que algunos de los bonos reperfilados se devolvieron a los comitentes para que pudieran cumplir con el mandato de tenerlo en sus cuentas de caja de valores al día de la liquidación del 30 de agosto y el saldo que les queda pendiente a las personas jurídicas se los volvimos a aceptar en garantía, de modo que lo pueden volver a utilizar. Si hay algo de lo que nos podemos poner contentos en estos días es que el mercado esta operando con absoluta normalidad y un excepcional cumplimiento de todos los comitentes y agentes”, agregó.

Las reposiciones de garantías también se vieron afectadas por las decisiones de controles de cambios implementadas por el BCRA.

Otros operadores habían comprado dólar futuro y compraron Lecap para hacer tasa en moneda dura. Tras la medida del lunes en el que se implementaron controles cambiarios, cayó fuerte el dólar futuro ya que el mismo se rige en base al dólar oficial y no en base al dólar contado con liquidación. Así, golpeó fuertemente a las cuentas que habían quedado compradas en el contrato a futuro lo que se vieron obligados a reponer más garantías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here