Las expectativas económicas que genera el gobierno de la Alianza Cambiemos no son las mejores a pesar de que cada área del mismo estará gerenciada por el CEO de una empresa multinacional. Así, el mercado, siempre susceptible, comenzó sus variaciones negativas.

La suba de precios era por demás lógica dado que desde hace más de un mes que Mauricio Macri promete una devaluación profunda. En respuesta a esto, los especuladores dentro de la cadena de valor (hipermercados, por ejemplo) remarcaron los precios y retuvieron stock a la espera de vender más caro en el futuro.

Las empresas se vieron inclinadas a aumentar sus precios pensando en poder pagar sus insumos con aumento, cuando se cumpla con la anunciada devaluación.

Como el peso va a valer menos, porqué pagar un interés alto por ellos. Entonces las tasas de interés de, por ejemplo, los plazos fijos, comenzaron a bajar rápidamente.

Dentro de este esquema, lo extraño es que el índice de Riesgo País comenzara a subir, ya que el mismo es elaborado por la JP Morgan, una de las empresas de servicios financieros más antiguas del mundo, sospechada de ayudar a lavar dinero al establishment internacional y de la que el próximo ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay, fue ejecutivo.

Hasta la segunda vuelta electoral, en la que compitió Macri con Daniel Scioli, el Riesgo País se desplomaba rápidamente de 504.000 a 465.000. De hecho, desde fines de septiembre estaba en fuerte baja.

Incluso el 23 de noviembre, luego del discurso victorioso del candidato de Cambiemos, el ranking de la JP Morgan siguió bajando. Así lo destacó La Nación, que vio en el triunfo de Macri los motivos de que el EMBI (así se llama el índice por sus siglas en inglés) estuviera bajando. Cuando en realidad, según el diario Ámbito Financiero (quien publica el Riesgo País) y el propio Cronista Comercial muestran que el índice estaba bajando desde diciembre pasado, cuando el conflicto con los buitres tuvo uno de sus momentos tensos.

Es que todo está un poco relacionado. Las calificadoras de riesgo como Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch son las que dicen qué inversiones financieras (títulos, bonos, etc.) son mas riesgosas pero dan más ganancia, o cuales son más seguros pero dan menos ganancia. La banca Morgan es la que ayuda a los grandes capitales a hacer sus negocios. Todos juntos son los que califican a países con economías emergentes, como Argentina.

Vale un ejemplo: En diciembre de 2014 el Riesgo País medido por la JP Morgan subió de golpe de 600.000 a 804.000. El pico máximo se dio el 16 de ese mes. Casualmente (o no) el 12 del mes, Paul Singer, tenedor de bonos de deuda (uno y el mas fuerte de los Buitres) declaró en los medios que no tendría problemas de seguir negociando con Argentina durante el verano.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, contestó al día siguiente, -el 15 de diciembre-, que no había posibilidad de acuerdo en tanto los buitres quisieran 16 mil millones de dólares y que habría que esperar.

Al día siguiente de eso -16 de diciembre- el índice de Riesgo País creció abruptamente a esos 804.000 puntos antes mencionado. También el Merval cayó poco más de ocho puntos ese mismo día.

Es decir, los intereses del mercado, entre los que ponen el dinero y lo manejan va atado. Por eso era lógico que el Riesgo País subiera cuando Argentina decía que no negociaría con los fondos buitres.

Pero ¿cuál es el motivo ahora? Si la JP Morgan tiene a uno de los suyos como ministro de Economía, si el propio presidente electo es partidario de pagar lo que los buitres digan, y con eso, a los ojos del mercado internacional Argentina sería menos riesgosa.

Tal vez el espiral inflacionario esperado –y ya lanzado- luego de distintos anuncios de ”austeridad” represente un riesgo real y por eso el Riesgo País que estaba en 466.000 y bajando el 23 de noviembre, subió a 491.000 en estos pocos días. O tal vez, sólo sea una muestra de lo que puede pasar y de cómo puede crecer la evaluación de riesgo del país, si Macri no cumple su promesa de pagarle a los fondos buitre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here