Tras cuatro años de estancamiento, crece la venta de maquinaria agrícola

 La producción de maquinaria agrícola tuvo un crecimiento del 27,4% el año pasado, al totalizar unos 17.715 equipos, considerando todas las categorías elaboradas.
Así lo destacó un informe de la consultora IES, que especificó que el crecimiento se da luego de cuatro años de estancamiento, producto de la recuperación de la rentabilidad del sector agrícola, tras la devaluación y la baja de retenciones. ”La mejora del mercado interno para la venta de equipos fue tan grande que las empresas debieron ceder exportaciones para atender el mercado doméstico con sembradoras y máquinas de menor tamaño”, destaca.
El análisis sostiene que el incremento del sector estuvo impulsado por la recuperación en la fabricación de equipos grandes como sembradoras, cosechadoras y tractores, así como de equipos pequeños, tales como implementos, cabezales de cosechadoras y pulverizadoras.
En base a los datos brindados, se destacaron las ventas de sembradoras (81,5%) por encima del promedio sectorial, aunque también se verificaron fuertes incrementos en las ventas de cosechadoras (53,5%) y tractores (25,5%).
La creciente demanda del mercado interno, reactivado por la mayor estimación de cosecha y producción agropecuaria en cultivos como el maíz o el trigo, generó un declive en la capacidad de exportación de las terminales, que terminaron cayendo un 47.3% en volumen.
En valores, por su parte, estas representaron unos u$s 143 millones (considerando la totalidad de las maquinarias destinadas a las tareas agrícolas y afines), lo que significó un 4,5% menos que en 2015 (u$s 150 millones). ”Las perspectivas para este año siguen siendo favorables para la producción y la venta de maquinaria agrícola, gracias a las políticas de estímulo del gobierno y por el fuerte atraso tecnológico que arrastraba el sector en los últimos años”, destacó Alejandro Ovando, Director de IES Consultores.
En el caso de las importaciones de los equipos, estos totalizaron unos u$s 1070 millones, lo que representó una suba del 12,5% con respecto al 2015. ”Sin embargo las unidades compradas en este período crecieron un 30,9% al considerar la totalidad de equipos -agrícolas, los destinados a la industria del vino, a la industria lechera, a la avicultura y a actividades afines-siempre respecto al 2015”, destacó el informe.
Entre los países de origen de las importaciones en valores, Brasil continuó siendo el principal de ellos, con una participación del 56,3% en 2016. Más atrás apareció los Estados Unidos (11,7%), y Alemania (8,4%). Estos tres países abarcaron 76,4% del valor total importado el año pasado, mientras que en cuanto al destino de las exportaciones, los destinos fueron encabezados por Brasil, con el 28,4%, seguido por Uruguay, con el 8,7% y por Alemania, con el 8%, mientras que EE.UU. ocupó el cuarto puesto, con el 6,3%.
En cuanto a la producción, se afirma que la mejora en el nivel de actividad produjo una mayor utilización de la capacidad instalada de las fábricas en el país el último año, que pasó de un 50% en 2015 al 75% en algunos segmentos al finalizar 2016. Esto se dio producto de mayores inversiones de las fábricas.
LEÉR MÁS  Deciden sobre la expulsión de Venezuela del Mercosur

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here