Todos los responsables en la caída del caso ”megacanje”

El pasado 6 de junio, la Cámara Federal porteña sobreseyó al banquero estadounidense David Mulford y a ocho ex funcionarios de Economía de la Alianza, entre ellos el actual diputado nacional del PRO Federico Sturzenegger, por el ”megacanje” de deuda realizado durante el Gobierno de Fernando De la Rúa.

La Sala II de la Cámara consideró prescripta la acción penal contra Mulford y sobre el resto de los acusados revocó sus procesamientos porque entendió que no había nuevas pruebas en la causa que justifiquen esa medida. Así, hasta ahora el único acusado y elevado a juicio oral es el ex ministro de Economía Domingo Cavallo.

Tras el fallo adverso de la Corte Suprema de Estados Unidos en el litigio contra los fondos buitre, la presidente Cristina Fernández de Kirchner calificó este lunes al ”Blindaje” y al ”Megacanje” -instrumentados en los últimos años de vigencia del sistema de convertibilidad- como ”la estafa financiera más grande en la historia argentina”, en un mensaje publicado a través de la red social Twitter.

Desde su cuenta personal, la Jefa de Estado compartió un enlace a su página web en la que presentó un resumen de esas operaciones, entre las que destacó la reciente prescripción de la causa en la que se investigaron presuntas irregularidades en el Megacanje por las que estuvieron procesados el banquero David Mulford y funcionarios argentinos.

Según consta en el informe publicado por la Presidenta, la Cámara Federal porteña sobreseyó por prescripción a nueve implicado  el pasado 6 de junio, de los cuales ocho son ex funcionarios del gobierno del ex presidente Fernando De la Rúa.

En dicha causa se investigaron las ”abultadas comisiones” que se pagaron a siete bancos internacionales en las que habrían estado implicados, entre otros, el actual diputado nacional Federico  Sturzenegger -por entonces ex secretario de Política Económica-, los funcionarios Jorge Baldrich (ex Secretario de Hacienda); Julio Dreizzen (ex subdirector de Financiamiento); y Horacio Liendo (ex asesor del entonces ministro de Economía Domingo Cavallo).

LEÉR MÁS  INDEC dará a conocer la inflación de noviembre

También fueron investigados Ernesto Marcer (ex Procurador del Tesoro); Carlos Molina (ex Director de la Oficina Nacional de Crédito Público), Norberto López Isnardi (ex Director de Financiación Externa de la Oficina Nacional de Crédito Público); y Guillermo Mondino (ex jefe de Gabinete de Asesores del Ministerio de Economía).

”El Megacanje pretendía aliviar los pagos de intereses y de capital de la deuda externa argentina, canjeando la deuda por una nueva que permitiera pagar en un plazo mayor”, señala el informe publicado en el sitio www.cfkargentina.com.

El texto consigna que el canje ”iba a tener un costo exorbitante e implicaría seguir incrementando la deuda externa”.

”La propuesta, como no podía ser de otra manera, provenía de un banquero: David Mulford, ex secretario del Tesoro de los Estados Unidos, que por ese entonces trabajaba para el banco Credit Suisse First Boston”, explica el documento,.

Se detalla además que ”la propuesta sería recibida con los brazos abiertos por el entonces Ministro de Economía, Domingo Felipe Cavallo, y su Secretario de Política Económica Federico Sturzenegger”.

Según el texto, la deuda externa del país ascendía en el año 2000 a los 80.000 millones de dólares y aumentó hasta los 88.000 millones de dólares con posterioridad al canje. Hacia el 2003, la deuda era de 102.000 millones de dólares.

Anteriormente, el gobierno de la Alianza había impúlsado el denominado ”Blindaje”, por el que se obtuvo un préstamo de 40.000 millones de dólares en el que ”el Estado se convertía en un mero pasamanos, ya que ni bien recibía los dólares debía aplicarlos al pago de deudas preexistentes”, destacó el informe.

Según el documento, ”las autoridades debían comprometerse a aplicar las clásicas recetas del FMI”, a las que se atribuye haberse presentado ”enmascaradas bajo tecnicismos tales como `metas fiscales`, `ahorro público`, `racionalización del gasto`, `eficientizar el Estado`”, entre otras.

¿Qué fue el megacanje?
El Gobierno de De la Rúa hizo en 2001 un ”megacanje” de títulos públicos de deuda por 50 mil millones de dólares que buscó postergar vencimientos de deudas en el contexto de la crisis económica que vivía el país.

LEÉR MÁS  Empresa canadiense producirá marihuana en San Juan

La Justicia inició una causa para investigar si se cometieron delitos en la elección del consorcio de bancos que participó de la operación y que encabezó Credit Suisse First Boston, a cargo de Mulford.

El banquero estadounidense fue citado a indagatoria en marzo de 2002 y nuevamente llamado en 2006, hace ocho años, por lo que la acusación en su contra está prescripta, entendieron el 6 de junio pasado los camaristas Horacio Cattani, Eduardo Farah y Martín Irurzun.

Los jueces recordaron que Mulford está prófugo con un pedido de captura que nunca se concretó, ”circunstancia que resultó favorecida por la falta de colaboración de las autoridades de los Estados Unidos de América pese a la existencia del Tratado de Asistencia Jurídica Mutua en Asuntos Penales firmado con dicho país”.

También fueron sobreseídos Sturzenegger, el ex asesor de Cavallo, Horacio Liendo; el ex secretario de Hacienda Jorge Baldrich, el ex subdirector de Financiamiento Jacobo Dreizzen, el ex Procurador del Tesoro Ernesto Marcer, el ex director de la Oficina Nacional de Crédito Público Carlos Molina, el ex Director Financiación Externa de la Oficina Nacional de Crédito Público Norberto Lopez Isnardi y el ex jefe de Gabinete de Asesores del Ministerio de Economía Guillermo Mondino, quienes habían sido procesados por el juez federal Sebastián Ramos.

Los acusados primero habían recibido una falta de mérito pero luego fueron procesados, situación que la Cámara entendió que no se encontraba en los avances de la causa.

”La atribución de responsabilidad se basó en aquellos mismos elementos que, en su oportunidad, determinaron el dictado de sus faltas de mérito -o sobreseimientos-, sin que las escasas diligencias producidas posteriormente lleven incidencia alguna sobre aquel cuadro presuntivo”, habían concluído los camaristas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here