Según denunciaron hace algunos días desde la Unión Obrera Metalúrgica  entre 400 y 600 obreros del grupo empresarial podrían perder sus puestos de trabajo o ver reducidos sus ingresos. 
El secretario general de la UOM Campana-Zárate Abel Furlán,, dijo que los despidos se registraron ”en medio de las intensas  negociaciones que se estaban llevando a cabo para mantener la  plantilla con una reducción parcial de salarios”.  La medida afecta a trabajadores con contratos como a personal efectivo, recién ingresados y a otros con varios años de antigüedad.
El conflicto había iniciado en abril cuando la compañía declaró  que tenía problemas financieros debido al cimbronazo que generó en  sus negocios a la abrupta caída en el precio internacional del  petróleo, por lo que se buscó el mantenimiento de las fuentes de  empleo flexibilizando de mutuo acuerdo los salarios. 
La negativa a una nueva rebaja salarial por parte de la UOM responde a que los trabajadores no pueden recortar sus ingresos  ”por la situación de aumentos de precios de los últimos días” y el  impacto que tendrá la devaluación en el poder de compra sin embargo la empresa tomó una medida unilateral y despidió a 190 operarios.
LEÉR MÁS  La inflación de noviembre fue de 1,3% en la provincia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here