Sinergia argentino-israelí en el campo

Proyectan que el sector podría traer importantes inversiones.

En el marco del seminario 2017 de agrotecnología organizado por la Embajada de Israel y el Ministerio de Agroindustria de la Nación, con la colaboración de Ecolatina, once empresas de origen israelí dieron cuenta de los últimos avances en el desarrollo del riego por goteo, monitoreo y seguimiento satelital de cultivos, y tecnologías de recolección de energía solar, que permiten al productor tomar grandes ventajas a la hora de maximizar la producción.

El evento, que se realizó ayer en el Salón Patagonia del Hotel Panamericano del microcentro porteño, contó con la participación del embajador israelí en la Argentina, Ilan Sztulman. La apertura estuvo a cargo del secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ricardo Negri, quien consideró que lo importante de la innovación “no solo tiene que ver con el cambio que genera la tecnología en el proceso productivo sino con una enorme oportunidad para atraer a las siguientes generaciones de productores a las empresas familiares”.

Asimismo, Negri destacó que el seminario es el puntapié inicial para que empresas de Israel vean la oportunidad de invertir en el país. “Hay un proceso de adaptación de la tecnología que va a generar empresas nuevas. Primero la empresa israelí va a buscar un socio y después el empresario argentino va a salir al mercado”, destacó.

El funcionario sostuvo que las tasas de adopción de tecnología de la Argentina y de la región son altísimas porque el promedio de edad de los tomadores de decisiones es mucho más bajo que en otras regiones.

En tanto, Pablo Baron, experto israelí en biotecnología realizó una exposición sobre tendencias e innovaciones de Israel en materia de agroindustria y destacó que si bien existe un sector innovador en la agricultura argentina, la mayoría de los empresarios responde al trabajo de carácter “tradicional” y agregó que eso puede ser mejorado.

“Hay mucho lugar para sinergia entre Israel y Argentina. El problema es que los costos aquí son altísimos”. Para Baron, aunque sea viable aplicar más tecnología en el país, “los costos siguen siendo altos” y los precios de la soja “en baja” no permiten justificar la aplicación de innovaciones como la del riego por goteo en producciones extensivas aunque si en las intensivas. Sin embargo fue positivo respecto al largo plazo: “La sensación es que Argentina está en buen camino”, resaltó.

Y concluyó: “Hay deseos de estas compañías de instalarse en Argentina. Como todo es un proceso, no pasa de un día para el otro. En los próximos años se va a agrandar el comercio entre los dos países. Este es un negocio que podría crecer muchísimo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here