De entrada, parecía un problema para quienes habían hecho compras en el exterior con tarjeta antes del jueves 17 de diciembre, primer día sin cepo cambiario en el país. Entonces, la AFIP oficializó la decisión de eliminar el recargo del 35% que hasta ahora pesaba sobre el llamado “dólar tarjeta”, en las transacciones incluidas en los resúmenes que hubieran cerrado después de esa fecha, aunque mantendrá un 5% de percepción a cuenta de Ganancias y Bienes Personales para quienes hagan compras de contado con divisa norteamericana.
Como en la liquidación se toma el valor del dólar del día de cierre de la tarjeta, devaluación incluida más el 35%, los usuarios de las tarjetas terminarían por pagar sus gastos financiados a un dólar de entre $ 18 y $ 19.
“Ante las consultas de la ciudadanía y teniendo en cuenta los objetivos de las medidas adoptadas por el Gobierno, la AFIP decidió eliminar la percepción del 35% para los cierres de las liquidaciones de tarjetas de crédito producidos a partir del 17 de diciembre, mediante la Resolución General N° 3822”, informó Afip.
Su nuevo titular, Alberto Abad, había dicho que “no se puede subsidiar a quienes viajan a Miami”.  Por eso, la nueva resolución que modifica a la 3819, menciona la necesidad de “preservar la equidad frente a distintas situaciones que se producen entre liquidaciones anteriores y posteriores a dicha fecha”, en un contexto en el que sigue vigente el mecanismo de compensación con los impuestos a las Ganancias y Bienes Personales y “el mecanismo de devolución de percepciones sufridas con anterioridad, de corresponder”.
Cabe recordar que, hasta ahora, los turistas argentinos que viajaran al exterior debían hacer una presentación, con comprobantes de compra, ante la AFIP a su regreso si querían lograr la compensación  sobre el impuesto. Debían esperar, sin fecha cierta, a que el sistema lo reconociera durante el año siguiente. 
El miércoles 16, cuando se anunció el fin del cepo,  Abad había confirmado que quienes hubieran realizado consumos en vigencia de la retención del 35%, debían tributar el impuesto al dólar vigente al cierre del resumen.
Hacia un mayor blanqueo

La retención, como la conocíamos, ya no corre. Al menos para  contratación de servicios (viajes) a través de agencias de turismo cuando se cancelen con tarjetas de crédito, débito y/o transferencias bancarias. Tampoco para consumos en el exterior pagados por los mismos medios.  
Para compras pre-devaluación, hay diferencias: el pago con débito, por liquidarse directamente, fue al oficial del día +35%. Financiado, a la fecha de cierre.
“Era previsible que se derogara la percepción del dólar ahorro, turista y tarjeta. Las operaciones realizadas hasta el 17, aunque a muchos les moleste, tendrán que liquidarse a $ 18, de los cuales 4,50 son impuesto y el resto dólar”, precisó el experto tributarista Mario Comellas, del estudio La Fata, Comellas & Asociados.
Confirmado: la nueva restricción pasará por la modalidad de compra-venta de moneda según el monto. Quienes hagan transacciones al contado pagan un dólar 5% más caro como percepción de Ganancias, o Bienes Personales si se trata de monotributistas. Por encima de U$S 500  es obligatorio tener cuenta bancaria. 
Según analizó Comellas, “pago efectivo presume dinero no declarado. El 5% se puede usar para el pago del impuesto y, si no es el caso, podrá pedirse devolución a la AFIP. Esta nueva resolución, a diferencia de la anterior, permite al titular tomar la deducción, y el blanqueo de divisas”.
Cabe acotar que, en caso de que la percepción sea realizada por un pasaje de un individuo no inscripto en la AFIP, podrá ser computada a Ganancias por el contribuyente que pagó el servicio siempre que la persona a la que se le expidió el pasaje se encuentre a cargo de aquella.
 
U$S 5 mil millones del BID para obras de infraestructura
El Gobierno anunció la obtención de un crédito de 5 mil millones de dólares para los próximos cuatro años, por parte del Banco Interamericano de Desarrollo, que serán destinados a obras de infraestructura.
El ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, y el titular del BID, Luis Moreno, anunciaron la extensión del préstamo en la Casa de Gobierno, luego de la reunión mantenida esta tarde con el Presidente, Mauricio Macri.
El propio Moreno informó que, como resultado del encuentro, se propusieron ponerse “como meta desembolsar 5 mil millones de dólares en el siguiente cuatrienio”, ya que “éste es un momento muy interesante para la Argentina, que queremos acompañar”.
Dicha suma, según indicó, se alineará con las prioridades del Gobierno y con los proyectos que queremos desarrollar rápidamente”, y citó al “túnel de Agua Negra, que conecta con Chile y da salida al océano Pacífico” para los productos nacionales.
Moreno expresó, al explicar el crédito, que “hay unas enormes necesidades en Argentina, que encajan muy bien dentro de las políticas del banco”.
Por su parte, Prat-Gay indicó que se conversó “para intensificar la asistencia financiera” y que el BID podrá cumplir “un rol muy importante en el financiamiento del Programa Belgrano” que se proyecta para combatir la pobreza en el norte.
El ministro dijo que esta noticia es “un mensaje más de los que estamos recibiendo, de que el mundo estaba cansado de la irrelevancia de Argentina, y que el país comienza a conectarse de manera inteligente con ese mundo”.
Prat-Gay refirió que “dentro de los proyectos está prevista la preocupación”, por las obras contra las inundaciones que se reclaman en la provincia de Buenos Aires.
“Argentina necesita una inversión en infraestructura de 10 mil millones de dólares por año, durante muchos años”, aseveró. 
LEÉR MÁS  Emergencia agraria: “Los productores no saben si van a poder plantar el año que viene”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here