La suba del dólar comienza a tener consecuencias en la vida cotidiana de la comunidad y ahora le toca el turno a la carne con alzas de precios, que se toma como medida precautoria.

El incremento del dólar es uno de los factores principales que llevan a que se incrementen los precios de las cosas que se consumen diariamente. Ahora parece que le llegó el turno a la carne, ya que los especialistas consideran que es la primera reacción que toman los empresarios “para cubrirse”.

LEÉR MÁS  Vuelven a fabricar el mítico Rastrojero

Actualmente, el kilogramo de lomo veteado está a $226; el lomo liso, a $200; el filet, a $180; peceto, a $180; vacío, a $200 y entraña, a $180.

En relación a esto, las carnicerías señalaron que el lunes podrían modificar los precios de los principales cortes para compensar la inflación.

En contraposición, el presidente de la Cámara de la Industria de Carnes de la República Argentina (CICCRA), Miguel Schiariti, señaló que no les corresponde a los carniceros aumentar los precios.

LEÉR MÁS  Vuelven a fabricar el mítico Rastrojero

Por ello, habrá que ver cómo negocian el fin de semana para conocer si finalmente se concreta la suba en los precios de la carne.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here