Por otra parte, en la comparación contra marzo pasado dentro de la misma medición, las ventas en los súper de Argentina disminuyeron un 3,8%, mientras que en los principales centros comerciales la caída fue del 12%.

Respecto a las ventas a precios corrientes, que reflejan el impacto de la inflación, en los supermercados se registró una facturación de $17.296,8 millones, un 26,3% más que en igual mes de 2014, mientras que en los shoppings la suba i.a. se ubicó en 16,2% a $2.727,3 millones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here