En los primeros seis meses de 2016 el yacimiento Vaca Muerta inició un marcado retroceso y hoy se encuentra en sus niveles exploración más bajo de los últimos tres años. Casi como cuando apenas figuraba en el panorama productivo energético.

Según datos de la Subsecretaría de Energía de Neuquén, en este momento hay 99 equipos operando en el yacimiento no convencional. El mismo número que en 2012. Comparado con 2015, hay 44 equipos menos.

Los datos oficiales indican que hasta junio de este año se han perforado solo 173 pozos. Si la tendencia continúa, a fines del 2016 el total alcanzará los 346 pozos, una cifra similar a la de 2012, un año en el que Vaca Muerta era una promesa escasamente conocida del país. La caída es evidente: en 2014 se perforaron 551 pozos y en 2015, 504 pozos.

LEÉR MÁS  Grupo empresario sudafricano desembarca en Mendoza

La actividad general en la Cuenca Neuquina bajó, según fuentes del Sindicato Petrolero conducido por Guillermo Pereyra, entre un 45% y 50%, afectando los puestos de empleo de unos 3000 operarios.

La mitad de ellos permanecen suspendidos cobrando un mínimo salarial de 12 mil pesos, mientras que los restantes han sido desafectados. Unos 1000 pertenecen a Añelo, Cutral Co y Plaza Huincil y otros 500 a Neuquén Capital.

Desde las cámaras de servicios petroleros, el optimismo ante una posible reactivación durante el segundo semestre es muy moderado.

Según fuentes de la Cámara Empresarial, Industrial, Petrolera y Afines (Ceipa), para que la industria recupere los niveles de exploración y producción que venía exhibiendo en el periodo 2014-2015, es imprescindible que se mantengan los subsidios al barril criollo, que compensa la estrepitosa caída del precio internacional (se paga a unos US$ 67 contra US$ 49 o incluso menos que cotiza afuera).

LEÉR MÁS  YPF firmó acuerdos por convencionales en Mendoza

Por otro lado, los empresarios están expectantes a que la Justicia Federal defina el tema del alza de tarifas del gas para que, de este modo, se pueda implementar el aumento del gas en boca de pozo que pasaría de los US$ 2,5 a los U$S 5 el millón de BTU. La provincia más beneficiada con esta modificación tarifaria sería Neuquén que recibiría 2500 millones de pesos extra puesto que produce cerca del 50% del gas de la Argentina.

”Si no existiera el valor subsidiado al barril criollo la caída hubiera sido mucho más marcada”, aclaran fuentes empresariales neuquinas. En su visión, la resolución de la trama judicial a propósito del aumento de los servicios, es vital para que comiencen a llegar nuevas inversiones a Vaca Muerta. ”Si los jueces federales supieran realmente cómo afecta el congelamiento de las tarifas a la actividad gasífera no habrían hecho lo que hicieron. Hay miles de puestos en juego. Las empresas se mostrarían muy atraídas por el nuevo valor”, agregan.

LEÉR MÁS  A partir del mes próximo ya circularán los billetes de 1000 pesos

Según datos de la Subsecretaría de Energía, divulgados por el diario Río Negro, en el primer semestre la producción de petróleo bajó 3,7% interanual. En cuanto al gas, cayó 3,4% y el no convencional escaló 27% en Vaca Muerta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here