El incremento de operativos del Banco Central de la República Argentina (BCRA) permitió una mayor persecución de las cuevas que venden dólar ilegal. El último viernes, la entidad realizó cuatro allanamientos simultáneos en San Justo en el Conurbano Bonaerense, todos sobre la calle Arrieta. En estos cinco meses, los montos de dólares incautados aumentaron más de un 200% respecto de todo 2014, y si se tiene en cuenta el total en pesos (incluyendo otras divisas), también supera los resultados de otras gestiones, según reportaron fuentes del BCRA, informó Tiempo Argentino.

En el operativo del viernes, el banco de bancos incautó más de $ 1 millón, en diferentes monedas, incluyendo dólares, euros, pesos y reales, señalaron fuentes oficiales. Las cuevas fueron investigadas por operaciones con el dólar ilegal, y se inició un proceso judicial, que en estos momentos se encuentra en el Juzgado Federal de Morón.

Este es uno de los tantos operativos realizados por el Central, que aumentaron la eficiencia en el control de las actividades financieras ilegales, entre las que se encuentra la venta de dólares a un precio no oficial por entidades que no se encuentran inscriptas en el registro del Central.

A partir de la gestión de Germán Feldman en la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias, se han multiplicado las inspecciones en el mercado cambiario, lo cual fue potenciado por la mayor coordinación bajo la presidencia de Alejando Vanoli en el Central con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la Secretaría de Comercio, la Superintendencia de Seguros, la Comisión Nacional de Valores, la Unidad de Información Financiera y la Procuraduría contra la Criminalidad Económica y el Lavado de Activos. Esto implicó una aceleración de los allanamientos, que llegan a 28 desde el principio de año.

El mercado es dinámico, y el incremento de las regulaciones cambia el comportamiento de los actores económicos, que buscan esquivar los efectos de la mayor supervisión. Por ello, la mayor persecución de las cuevas en el microcentro porteño generó incentivos para crear establecimientos ilegales en zonas que pudieran quedar fuera del campo de visión de la Superintendencia.

Pero si hecha la ley, hecha la trampa, a cada ilegalidad hay una forma de abordarla, si existe la voluntad política de hacerlo. Por ello, el BCRA ha incrementado los embates sobre las cuevas del Conurbano Bonaerense, incluyendo varios allanamientos en Morón, Moreno y Quilmes, entre otros municipios. El Banco Central procura así anticiparse a los especuladores y allanar aquellas entidades que, bajo una fachada, como puede ser la de una joyería, buscan realizar transacciones cambiarias a precios que no son los oficiales.

El hecho de que las cuevas hayan comenzado a migrar indica que los esfuerzos del Banco Central no son meramente nominales, sino que tienen efecto sobre las entidades ilegales, que temen un proceso ilegal en su contra. Tan sólo en el primer trimestre de este año, el BCRA ha iniciado 35 sumarios por casos de intermediación cambiaria ilegal, que se suman a las decenas de casos que se encuentran actualmente en la justicia. No obstante, la postura del Central es continuar con los allanamientos donde se realicen las transacciones ilegales, arrinconando cada vez más a las empresas que funcionan como dealers. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here