El consumo y las exportaciones de bebidas se encamina a cerrar un nuevo año en baja, con la excepción de la cerveza que no sólo mantuvo su performance, sino que además, creció significativamente.

Así lo reveló el último Informe de IES Consultores difundido ayer que da cuenta que la baja se produjo en la producción total de bebidas alcohólicas y no alcohólicas.

“Las perspectivas para el sector de bebidas no son alentadoras para el año en curso, que finalizará con un balance negativo desde el punto de vista de la producción y de las ventas”, afirmó Alejandro Ovando, director de IES Consultores.

Según el trabajo, al que tuvo acceso LA GACETA, el consumo total de bebidas (en hectolitros) verificó un retroceso de 2,5% en los primeros nueve meses del año con respecto a igual período de 2016. “El segmento de cervezas es la única categoría que exhibirá un crecimiento en el corriente año”, destacó el informe.

LEÉR MÁS  Anunciaron tormentas severas y posibilidad de granizo para Mendoza

En el acumulado a septiembre, el consumo per cápita de bebidas sin alcohol fue de 79,6 litros, 4,9% por debajo del mismo período de 2016; el año pasado, la ingesta de bebidas por habitante había sido de 87,8 litros, 11,6% menos que en 2015. “De esta forma, el sector registra la tercera merma consecutiva y un fuerte descenso con respecto del récord de 105,4 litros por habitante logrado en 2013”, consignó la consultora.

Las ventas

Las exportaciones totales de bebidas en el acumulado de nueve meses de 2017 alcanzaron los U$S 714 millones, con una baja interanual del 4,6% respecto de igual período de 2016.

Por su parte, los volúmenes despachados cayeron 13,2% en este período, con 251 millones de litros, principalmente por las menores ventas de vinos.

LEÉR MÁS  Lázaro Báez denunció que le usurparon tres casas en Pinamar

En cambio, las importaciones totales de bebidas en los primeros nueve meses de 2017 mostraron una fuerte suba de 142,6%, al registrar compras por un total de U$S 137 millones (U$S 85,2 millones en 2016).

En cantidades, las compras al exterior treparon 518% y totalizaron 140,6 millones de litros (superaron los 50,1 millones de litros de todo 2016).

Desglosando la variación de las ventas entre enero y septiembre de 2017, la consultora observó que el vino fue el principal componente de la canasta exportadora, con 81,5%; seguido por los mostos de uva (8,4%); y la participación de los espumantes llegó al 1,6%.

El principal rubro de importación en este período en valores fue el vino, con 36,1% del total, seguido por la cerveza con el 29,3%; el whisky (12,1%) y las bebidas gaseosas (7,4%).

LEÉR MÁS  Hallaron un puma y 34 cóndores muertos en Mendoza

Las exportaciones de la industria vitivinícola en el acumulado a abril de 2017 se dirigieron en su mayoría a los Estados Unidos (37%), el Reino Unido (13,2%), Canadá (8,9%), Brasil (5,5%), los Países Bajos (4%), y China (2,7%), que en conjunto sumaron el 71,2% de los valores de las ventas en este período. El principal aumento de las ventas en valores se dio en dos mercados: el del Reino Unido (8,8%) y el de Brasil (20,8%).

“Dentro de este panorama recesivo que presenta el sector, sigue sobresaliendo la categoría de productos premium, tanto en cervezas (sigue el “boom” de las artesanales y de las importadas) como en vinos de alta gama y en bebidas espirituosas. Esto se debe, a un cambio en los hábitos de los consumidores, que prefieren resignar la cantidad por calidad ante la reapertura de los mercados”, detalló el informe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here