Remedios: Economía retrotrajo precios, los congeló e investiga cartelización

Luego de comprobar aumentos injustificados, el Ministerio de Economía obligó a la industria farmacéutica a retrotraer el precio de los medicamentos al valor que tenían el 7 de mayo pasado y por un plazo de 60 días. En paralelo, la cartera que conduce Axel Kicillof remitió a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia un pedido para que inicie una investigación para conocer si esas alzas ”podrían configurar una práctica restrictiva yo distorsiva de la competencia”.

En pocas palabras, el gobierno puso en marcha una pesquisa sobre cartelización en un sector de la economía clave a nivel social. En los últimos años, la única movida de este tipo que avanzó con resultados claros en los Tribunales fue la encarada en el sector de los productores de cemento Portland. Este proceso, que llevará tiempo, le permite a Competencia pedirle al sector farmacéutico toda la información necesaria para testear posible especulación y suba de precios en bloque.

Ante esta decisión –que se comunicó ayer vía Boletín Oficial– las tres cámaras de laboratorios se pusieron en pie de guerra y anunciaron que irán a la justicia. Por medio de un comunicado conjunto, Cilfa (laboratorios nacionales), Caeme (extranjeros) y Cooperala (cooperativas y pequeños), consideraron que ”estas medidas, además de sorpresivas, arbitrarias e ilegales, esconden las verdaderas raíces del problema, que ciertamente no residen en la industria farmacéutica. Las actuales circunstancias nos obligan a recurrir ante la justicia para defender nuestros derechos, las fuentes de trabajo y el sistema de salud.” Fuentes oficiales confirmaron que, por el lado del gobierno, ”una vez que se nos notifique, asistiremos a explicar esta investigación ante la justicia”.

¿Cómo se llegó a esta situación? Hasta el momento, el gobierno, a través de la Secretaría de Comercio, había llegado a un acuerdo de palabra con los laboratorios para no modificar valores. Pero el convenio no se cumplió y la cartera que conduce Augusto Costa empezó a monitorear valores. Así, se observó que la industria aplicó un aumento generalizado de entre el 3 y 4% ”en un brevísimo período de tiempo”. Según la Resolución 296 dada a conocer ayer, esto ocurrió entre el 13 y el 26 de mayo por parte de 39 de los 45 laboratorios ”que más facturan en el país”. El detallo informado de las subas es bastante claro: según el relevamiento de Comercio, hubo aumentos injustificados en ”proporciones superiores al 70%” del total de productos en los laboratorios más grandes. Esas subas ocurrieron ”particularmente los días 14, 16, 17 y 19 de mayo del corriente año para el caso de laboratorios nucleados en CILFA, plazo en el que se registraron aumentos del 4% promedio, provenientes de los 4 primeros laboratorios de dicha Cámara en términos de facturación”.

LEÉR MÁS  La AFIP sube el tope de compras por persona en el exterior a US$500

En el mismo sentido, en el caso de las empresas nucleadas en Cooperala ”se verificó que, entre los días 16 y 19 de mayo del corriente, se registraron aumentos promedio, de entre el 3% y el 4% provenientes de los 3 laboratorios más importantes de dicha Cámara, atento a su participación en el mercado”. Y, por último, en el caso de los laboratorios extranjeros nucleados en CAEME ”en el trascurso de 3 días –19, 20 y 22 de mayo del corriente–, se registraron alzas de precios en sus productos de entre el 3% y el 4%, provenientes de la mitad de los laboratorios relevados de dicha Cámara”. Entre las firmas que están involucradas aparecen Roemmers, Bagó, Temis Lostaló, Novo Nordisk, entre otras.

Debido al directo daño en la población que genera esta situación de aumentos, Costa reunió ayer a puertas cerradas a los propietarios de farmacias para explicarles las razones de las medidas. Y consiguió el respaldo de un sector que, con las alzas, empezó a perder en las ventas (ver aparte).

Cifras del sector a las que accedió Tiempo Argentino muestran que, en los últimos diez años, la demanda de medicamentos creció alcanzando ventas por $ 27 mil millones en 2013. Fenómeno que se acompañó de un crecimiento de los laboratorios nacionales. En el período, muchas de las empresas accedieron además a beneficios, como Créditos del Bicentenario. Más allá de las maniobras especulativas que ya dio a conocer este diario (gastos en marketing que paga el cliente; cambios de packaging, etc.), los laboratorios más grandes son socios en las principales droguerías (Droguería del Sud, Monroe Americana). Estas empresas, junto a Suizo Barracas, Droguería Sur y Kellerhoff ostentan cerca del 80% de las compras del mercado ambulatorio y no comercializan genéricos.

LEÉR MÁS  El dólar, la inversión del año

Otro dato clave para entender la concentración: la industria es dueña de las dos principales empresas de liquidación de los descuentos en medicamentos, como lo son Farmalink y Preserfar. Ergo, controlan casi el 100% de los recursos financieros de toda la cadena y les manejan los plazos de pagos a las farmacias.

Peretta: ”fijan precios en el país desde una computadora”

Marcelo Peretta, titular del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos, explicó ayer a Tiempo Argentino que ”las cámaras han adoptado una actitud egoísta e irracional, yo dudo que algún juez les dé la razón sabiendo que tienen una tasa de renta enorme, y una posición dominante de la cual abusan”.

El sindicalista consideró que ”tienen una facultad exclusiva que se da en muy pocos países del mundo, que es la de fijar precios. Desde un escritorio fijan precios de las 12 mil farmacias de todo el país”.

Peretta detalló que ”la resolución de Comercio es más que razonable y las empresas, más que judicializar, tienen que cumplir, ponerse del lado de la gente, de los médicos, de los farmacéuticos”. Es que, según detalló el titular del gremio, este alza de precios desmedida empezó a generar un efecto que en el sector se conoce como ”receta caída”. Las farmacias facturan menos porque los clientes van a la farmacia y terminan no comprando lo recetado por el alza en los valores.

”No estamos pidiendo que no ganen nada, lo que consideramos es que es necesario que la industria le devuelva al país todo lo que le otorgue para crezca como ha crecido”, concluyó.

Según cifras propias de la entidad, desde principios de año a esta parte, los valores de los medicamentos subieron hasta un 35% en farmacias de todo el país.

Este aumento afectó a medicamentos de venta bajo receta, de venta libre y de todo tipo de especialidades. Tanto los requeridos para enfermedades crónicas como aquellos más comunes para patologías convencionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here