Las Letras de Tesorería se transformaron en un producto mucho más conveniente y barato a la hora de comprar dólares.
Más allá de que el tipo de cambio permanece planchado o incluso con tendencia bajista, las estadísticas muestran que el dólar sigue siendo el principal activo que eligen los argentinos a la hora de ahorrar. Entonces, ¿por qué no recurrir a la alternativa más favorable?
El ministerio de Finanzas lanzó una nueva colocación de estos títulos de corto plazo, que venció ayer a las 15, por lo que es indispensable apurarse y mucho para aprovechar esta alternativa de inversión. Se emiten en esta oportunidad a tres y seis meses, por USD 500 millones cada tramo.
Se trata de una opción muy conservadora y que al mismo tiempo presenta un rendimiento mayor que otras opciones, como guardarse los billetes en la caja de seguridad, en el colchón o realizar un plazo fijo en moneda extranjera que paga menos de 1% anual.
La principal ventaja de las Letes radica en que se suscriben a un tipo de cambio especial, que es el que se utiliza para las operaciones de comercio exterior, es decir, reservado para las empresas que importan y exportan.
Es, por lo tanto, mucho más conveniente que el dólar que cotiza en las pizarras de los bancos y casas de cambio para inversores minoristas.
Un ejemplo: si un ahorrista quiere comprar dólares en el banco debe pagarlos a $15,80. En cambio, el tipo de cambio que se utiliza para las Letes surge de la Comunicación “A” 3.500 que publicó ayer el Central, que es totalmente diferente, sólo $15,47.
Pero además las Letes a seis meses pagan una tasa de interés de 3,35% anual (versus menos de 1% anual de los bancos).
Por lo tanto, el verdadero valor del dólar al que se compra este título termina siendo de $15,20. Eso sí, habrá que esperar 180 días, hasta principios de septiembre, para hacerse de los billetes.
Esto no es problema para la mayoría de la gente, que compra para ahorrar y no pensando en que saldrá a vender en pocos días para aprovechar una eventual ganancia cambiaria.
Lo mejor de todo el asunto es que resulta extremadamente fácil suscribir estos títulos. La mayoría de los bancos habilitó la opción de “home banking” para adquirirlos, es decir que se puede en forma instantánea aplicar pesos de una cuenta para comprar Letes al tipo de cambio especial.
Pero para los que no están familiarizados con esta posibilidad también pueden hacerlo con un llamado telefónico. Otra opción es concurrir a una sucursal, donde los oficiales de cuenta ya tienen las instrucciones para proceder rápidamente.
Las comisiones que se pagan para esta operación resultan “casi” gratis. Los bancos apenas cobran sólo el 0,05% del monto adjudicado al cliente.
Otra posibilidad es comprar Letes a través de una sociedad de Bolsa. En este caso las comisiones son algo más elevadas, 0,5% del monto suscripto, y además es necesario abrir una cuenta comitente para conservar los títulos. Imposible hacerlo en el día, pero es conveniente hacerlo para entrar en una próxima operación.
Otro consejo para los que participen en la licitación de hoy es pedir más de lo que se está dispuesto a comprar. Esto se debe a que la demanda por las Letes viene creciendo en forma muy acelerada por todas las ventajas descriptas.
Así, quienes pidan comprar 10.000 dólares seguramente terminarán recibiendo un monto que se ubicará entre los 5.000 y los 7.000 dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here