Y agregó que “la invitación de los bonistas fue sin condiciones previas y se ofreció la posibilidad de que el gobierno de Argentina llegue a un entendimiento sin ningún tener que pagar nada en efectivo por ahora”, y que luego se negociarían los “detalles”.

“Esa invitación fue transmitida por mí al abogado del gobierno de Argentina, Cleary Gottlieb, el 30 de enero, con llamadas de mí parte en las siguientes dos semanas. El gobierno de Argentina no ha aceptado ni ha respondido a la invitación de los tenedores de bonos”, reveló el mediador.

Por el lado de Argentina, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas no acepta como interlocutor válido al special master designado por el magistrado Thomas Griesa, atribuyéndole el favorecer a los fondos buitre.

Es así que la cartera a cargo de Axel Kicillof, oportunamente se comunicó y pidió a Griesa, “expresando su disconformidad y preocupación por el irresponsable y parcial comportamiento del Special Master designado por la Corte”.

El último comunicado de Economía cuando la Justicia de Gran Bretaña sentenció favorablemente hacia los bonistas europeos que desean cobrar, expresó: “De este modo dejó en claro que Argentina no estuvo ni está en default ya que este dinero pertenece legítimamente a los bonistas. Esta posición se contradice con lo afirmado por los fondos buitre, el juez Griesa, su mediador Pollack y no pocos especialistas locales que no querían reconocer el pago”.

El 03/03/2015 se ha convocado una nueva vista judicial en la disputa legal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here