Creen que la autoridad monetaria conducida por Federico Sturzenegger esperará más datos antes de recortar la tasa de referencia

Novedades a tomar en cuenta a nivel financiero. En los bancos esperaban ayer que el Banco Central (BCRA) mantuviera hoy sin cambios en 26,25% la tasa de interés de referencia, el centro del corredor de pases a siete días de plazo.

En las mesas de operaciones señalaban que a pesar del alentador dato de inflación de mayo, creen que la entidad conducida por Federico Sturzenegger optará por la cautela luego de que la baja de tasas de principios de año le haya jugado en contra.

Según indica el Cronista Comercial, las tasas de letra Lebac en el mercado secundario, mientras tanto, se mantenían firmes sobre 25,50% en el plazo más corto y eran ofrecidas al alza a febrero de 2018 por parte de la autoridad monetaria.

Esta tarde el Consejo de Política monetaria va a dar a conocer la decisión de tasa. Entre los nuevos datos disponibles, Sturzenegger y los suyos cuentan con el número de inflación del Indec de mayo y su 1,3% de inflación nivel general más el 1,6% de inflación núcleo.

También los resultados del relevamiento de expectativas de mercado del mes pasado, que mostraron un aumento en la mediana de expectativas de inflación para 2017, lo que alejó aún más la meta de entre 12% y 17% de inflación para este año.

Por último, indicadores de inflación de alta frecuencia que confirman una desaceleración de los precios pero todavía lejos del camino consecuente con la meta de inflación.

“Esperamos que mantenga, porque es muy rápido para que ya bajen. Una observación no hace el total del cuadro de desinflación, la núcleo de mayo dio 1,6% que es el nivel que viene dando desde agosto del año pasado. Pensamos que cuando tenga una información más clara de junio, sobre el final de este mes ya puede haber una baja más testimonial que otra cosa de unos 50 puntos básicos. Para fin de julio esperamos que haya recortado los 150 puntos que subió la vez pasada”, dijeron en una entidad.

El dato de IPC núcleo, el que abstrae a los avances de precios de subas de una sola vez (como tarifas), del 1,6% es una mejora respecto del 2,3% de abril pero todavía está lejos del sendero de desinflación marcado por el BCRA, que tiene techo en el 1,1% para mayo.

La inflación núcleo es la que más le importa al BCRA porque muestra la tendencia de los precios más allá del ajuste de precios de tarifas, por eso que se mueva por encima del nivel general es preocupante.

Entre febrero y abril el BCRA esperaba un repunte en la inflación, pero explicado por tarifas. La suba de la inflación núcleo fue la que lo obligó a subir la tasa el 11 de abril pasado 150 puntos básicos de 24,75% a 26,25%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here