La 11ª Conferencia Ministerial de la OMC comenzó en la Argentina. Cómo funciona la organización, cuál es su estructura, sus orígenes y qué objetivos pregona.

Establecida el 1 de enero de 1995 en Suiza, Ginebra, la Organización Mundial del Comercio es la única organización internacional que se ocupa de las normas que rigen el comercio entre los países.

De acuerdo con la información oficial de su sitio web, los pilares sobre los que descansa son los Acuerdos de la OMC, que han sido negociados y firmados por la gran mayoría de los países que participan en el comercio mundial y ratificados por sus respectivos parlamentos.

Estos documentos establecen las normas jurídicas fundamentales del comercio internacional. Son contratos que obligan a los gobiernos a mantener sus políticas comerciales dentro de límites convenidos, negociados y firmados por los gobiernos.

LEÉR MÁS  El gobierno enfrenta un "supermartes" doble

Objetivos de la OMC

El principal objetivo de la organización es ayudar a los productores de bienes y servicios, los exportadores y los importadores a llevar adelante sus actividades.

Cuando los países han tenido que hacer frente a obstáculos al comercio y han querido que se reduzcan, las negociaciones han contribuido a abrir los mercados al comercio. Sin embargo, la labor de la OMC no se circunscribe a la apertura de los mercados, y en algunos casos sus normas permiten mantener obstáculos comerciales, por ejemplo para proteger a los consumidores o para impedir la propagación de enfermedades.

El propósito primordial del sistema es contribuir a que el comercio fluya con la mayor libertad posible, sin que se produzcan efectos secundarios no deseables, porque eso es importante para el desarrollo económico y el bienestar.

Quiénes la integran

La OMC está dirigida por los gobiernos de sus Miembros. Todas las decisiones importantes son adoptadas por la totalidad de los Miembros, ya sea por sus Ministros (que se reúnen por lo menos una vez cada dos años) o por sus embajadores o delegados (que se reúnen regularmente en Ginebra).

LEÉR MÁS  Crece el costo de financiar e impacta en los precios

Y aunque la OMC está regida por sus Estados Miembros, no podría funcionar sin su Secretaría, que coordina las actividades. En ella trabajan más de 600 funcionarios, y sus expertos — abogados, economistas, estadísticos y especialistas en comunicaciones — ayudan en el día a día a los Miembros de la OMC para asegurarse, entre otras cosas, de que las negociaciones progresen satisfactoriamente y de que las normas del comercio internacional se apliquen y se hagan cumplir correctamente.

Estructura de la OMC

La OMC cuenta hoy con 153 Miembros, de los cuales 117 son países o territorios aduaneros distintos en desarrollo.

LEÉR MÁS  En junio la inflación fue récord

Las actividades de la OMC reciben el apoyo de una Secretaría, integrada por unos 700 funcionarios dirigidos por el Director General de la OMC. Ésta tiene su sede en Ginebra (Suiza) y dispone de un presupuesto anual de aproximadamente 200 millones de francos suizos (u$s 180 millones).

El órgano institucional de más alto nivel es la Conferencia Ministerial, que se reúne aproximadamente cada dos años y este año lo hace en Argentina. Mientras que un Consejo General dirige las actividades de la Organización en los intervalos entre reuniones de la Conferencia Ministerial.

Ambos órganos están integrados por todos los Miembros y se encargan de la administración y vigilancia de la aplicación por los Miembros de los distintos Acuerdos de la OMC órganos subsidiarios especializados (Consejos, Comités y Subcomités), también integrados por todos los Miembros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here