A pesar de que la faena de vacunos se redujo un 0,3% en forma anual, el incremento en el peso de los animales faenados compensó la caída.

La cámara sectorial expresó que “La retracción del nivel de actividad de la industria frigorífica se compensó con una suba del peso promedio en gancho”. El peso promedio de una res en gancho en el primer mes del año fue de 223 kg, por encima de los 218 kg de enero del año pasado.

LEÉR MÁS  Afirman que hay más de 2 millones de hectáreas inundadas

Un dato relevante a considerar es que el 45,6% de los animales faenados en enero fueron hembras (0,3 puntos más que en enero de 2014), la variable de ajuste que sostiene o eleva el rodeo. De acuerdo a Ciccra, no debe superar el 43% para conservar las existencias de ganado.

Las tasas de faena de hembras son de suma importancia para la conservación de los rodeos, y son monitoreadas por el sector de la carne con atención. Cabe recordar que entre 2008 y 2009, gran cantidad de productores de hacienda liquidaron parte de su hacienda por la una fuerte sequía, sumada a la baja rentabilidad del negocio.

LEÉR MÁS  Creció un 14% la superficie para producir ajo en Mendoza

Desde 2010, luego de una recuperación en los precios del ganado, los ganaderos comenzaron a retener sus hembras, permitiendo que el rodeo de Argentina volviera a crecer, pero no llegó a los niveles previos a la liquidación.

Consumo promedio de carne bovina por habitante: entre febrero del 2014 y enero del 2015, fue de 59,2 kg por año, sin variación en relación al lapso febrero 2013-enero 2014.

LEÉR MÁS  ¿Los “mercados emergentes” dicen “hasta acá llegamos”?

Exportaciones: en 2014, las exportaciones argentinas de carne bovina se elevaron un 0,4% en forma anual, llegando a las 196.220 toneladas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here