El juez Ercolini lo acusa de otorgarle planes especiales de pago a Oil Combustibles, la empresa de Cristóbal López. Por ahora no ordenaron su detención

En la misma resolución que ordenó la detención de Cristóbal López, el juez federal Julián Ercolini procesó al extitular de la AFIP, Ricardo Echegaray, al que acusó de otorgarle “de manera irregular y en forma consistente, sistemática y deliberada, planes de pago a Oil Combustibles SA por el impuesto a la transferencia de combustibles líquidos”.

El magistrado le aplicó, además, un embargo hasta cubrir la suma de $ 17.042.509.692 y le decretó la inhibición general de bienes. Pero por ahora decidió no ordenar su detención.

En su fallo Ercolini destaca como grave irregularidad “la falta de documentación anexada que acredite la situación de crisis económica y financiera alegada”, y no haber especificado el monto a devengarse por cada empresa, ni por qué tributos.

“También, que no surgiría del expediente que se les haya requerido información complementaria -o que las propias empresas la presentasen-, realizado inspecciones en la sede de aquella, o efectuado alguna otra medida tendiente a comprobar fehacientemente las dificultades exteriorizadas por las contribuyentes”, destaca la resolución.

En lo atinente a Echegaray, el juez puntualiza: “En su carácter de administrador federal de la AFIP- habría otorgado de manera irregular y en forma consistente, sistemática y deliberada, mediante la inobservancia de los deberes inherentes a su cargo, planes de pago -especiales y generales- a Oil Combustibles SA -de la cual eran sus responsables Cristóbal Manuel López y Carlos Fabián De Sousa- por el ICL correspondiente a los períodos fiscales de mayo de 2013 a agosto de 2015“.

Cuando declaró en indagatoria, Echegaray había argumentado que la concesión de planes de pago a Oil Combustibles “no había generado ningún perjuicio fiscal” para el Estado y que no había operado la prescripción ni ningún otro instituto liberatorio de pago para la empresa en cuestión.

“En su carácter de administrador federal de la AFIP, habría otorgado de manera irregular y en forma consistente, sistemática y deliberada, planes de pago a Oil Combustibles SA”

Sin embargo, Ercolini entendió que el exfuncionario fue un eslabón esencial de la maniobra. Al procesarlo, sostuvo que ejerció “las facultades que las leyes le asignaban a la AFIP de manera direccionada de acuerdo a la conveniencia del caso para beneficiar a la contribuyente Oil Combustibles SA”.

En la resolución de más de 100 páginas, el magistrado concluyó: “El administrador federal convalidó los trámites llevados adelante, a sabiendas de que no correspondía hacerlo”.

Ercolini ordenó la detención del empresario Cristóbal López y de su socio Carlos Fabián de Sousa, en el marco de la causa en la que están acusados de evadir $ 8.000 millones del impuesto a los combustibles a través de su empresa OIL. Ercolini los procesó con prisión preventiva por considerarlos partícipes necesarios del delito de administración fraudulenta agravada por haberse cometido contra una administración pública.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here