El monto a colocar es todavía una incógnita. “Dependerá, como siempre, de la demanda”, se limitan a decir en el Ministerio de Finanzas

Novedades importantes en el mundo económico. El mercado está expectante por la deuda argentina y la confianza, al menos por ahora, sigue firme.

En las mesas de los bancos creen que, hoy, el Tesoro recibirá un aluvión de dólares del exterior para aprovechar el bono en pesos que emitirá a la tasa de política del Banco Central.

Y que el mercado cambiario sentirá, otra vez, los efectos de una megaoferta de billetes, que empujará hacia abajo el tipo de cambio y que agravará así en algunos sectores los problemas de competitividad.

El monto a colocar es todavía una incógnita. “Dependerá, como siempre, de la demanda”, se limitan a decir en el Ministerio de Finanzas. En el boletín oficial el Gobierno ya publicó formalmente que la emisión será en total de $75.000 millones.

Según indica el diario Ámbito Financiero, la colocación podría realizarse en varios tramos. Hay ofertas generosas que llegan desde afuera del país: sólo por esta operación podrían desembarcar hoy entre u$s1.000 millones y u$s2.000 millones a las arcas fiscales. El Tesoro luego deberá dosificarlos cuando necesite cambiarlos por pesos para evitar un cimbronazo en el mercado.

No hay ninguna duda, para los banqueros, sobre el atractivo que tiene un título en pesos de estas características: las aseguradoras y fondos comunes de inversión, que hoy no tienen acceso a la tasa de Pases del BCRA (sólo los bancos), esperan desde hace más de una semana el lanzamiento del instrumento; y los inversores del exterior, interesados desde siempre en aprovechar las altas tasas en pesos que da la Argentina (en un contexto global de bajos rendimientos), ya tantearon en estos días a los bancos locales para quedarse con el título.

Sucede que, esta vez, el bono puede ser suscripto mediante Euroclear, que es uno de los mayores sistemas de compensación y liquidación de valores financieros del mundo.

Hoy esto no sucede con las Lebac, porque el propio BCRA resolvió añadir la restricción el año pasado para limitar el ingreso de capitales especulativos. Los inversores tendrán con esto una vía para participar en la licitación.

En los bancos trazaban ayer sus propias estimaciones sobre los precios del bono. Podría ubicarse, según éstas, entre $104 y $106, lo que dejaría su rendimiento entre dos y tres puntos porcentuales por debajo de la tasa actual de “pases” del BCRA.

Como ésta es hoy de 26,25% anual, el retorno a convalidar a los inversores podría quedar en torno al 24%. Con esto, el Gobierno se habrá asegurado recursos frescos para completar su programa financiero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here