Preocupación por la situación económica de Mendoza

Un informe realizado por la CEM, la FEM y la UIM, donde analizaron la actividad productiva de la provincia, arrojó números más que preocupantes.

La situación productiva de la provincia no pasa por su mejor momento. Así lo aseguraron las principales asociaciones referentes de la industria y de la economía. Afirman que la situación es “insostenible”, ya que ha bajado la rentabilidad y la competitividad.

“Estamos ante una situación insostenible: los altos niveles de inflación y tasas de interés, las dificultades en el acceso al financiamiento, los niveles récord de presión impositiva del Estado nacional, provincial y municipal, están llevando a una fuerte disminución de rentabilidad de muchas actividades económicas y pérdida de competitividad, y con ello a la incapacidad para generar nuevos puestos de trabajo”, detallaron en el informe de Desarrollo económico de Mendoza.

Así lo indicaron desde la Federación Económica de Mendoza (FEM), el Consejo Empresario Mendocino (CEM) y la Unión Industrial de Mendoza (UIM).

El documento detalla que una de las actividades que más ha crecido en los últimos años es el comercio, los restaurantes y los hoteles. En contrapartida han caído los productos industriales y primarios.

La participación de los sectores del Producto Bruto Geográfico (PBG) constante de Mendoza arrojó que, en 2016, la mayor intervención fue de comercios, restaurantes y hoteles (22,8%) y de los servicios comunales, sociales y personales (19,6%). En tercer lugar se destacaron las industrias Manufactureras (15,5%), seguidas por los establecimientos financieros (15,4%). Según este informe, el sector agropecuario sólo abarcó el 5,8%.

Por último el documento indica que la provincia “exhibe un débil desempeño económico” al sostener que entre 2004 y 2016 el Producto Bruto Geográfico cayó su participación en el PBI del país, “bajando desde un 3,9% a un 2,8%”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here